Historia, la gran aleccionadora

*La Academia Mexicana de la Historia cumple este jueves sus primeros 100 años de existencia

*La Academia Mexicana de la Historia cumple este jueves sus primeros 100 años de existencia

Por Iván Santiago Marcelo

México, 11 de septiembre (Notimex).— La historia siempre es importante porque nos da identidad, nos permite reflexionar sobre nuestros desaciertos y nos cohesiona, no sólo a nivel nacional, sino regional y sectorial, aseguró Javier Garciadiego Dantán, director de la Academia Mexicana de la Historia.       “La historia es un cemento para la sociedad. Es la gran aleccionadora, te permite experimentar en cabeza ajena, esa es una de sus grandes ventajas”, sostuvo el directivo de la academia que este jueves llega a su primer centenario.       En entrevista con Notimex, añadió que durante cada cambio político, se modifica el paradigma histórico: cuando triunfó la Independencia se empezó a cuestionar el pasado virreinal y a enaltecer la cultura original, o cuando gana la Revolución, Porfirio Díaz es echado de la historia.       “Cada etapa tiene su paradigma, y hoy en día el gobierno federal actual ha sido el que más interés ha mostrado por la historia a lo largo de los dos siglos de vida nacional. No veo otro sexenio en el cual el presidente haya estado tan atento a esta materia, que haga tantas referencias, anuncie revisiones de los libros de texto... una revisión de las efemérides nacionales. Eso no se había visto en los sexenios anteriores”, manifestó.       Garciadiego Dantán aseveró que la importancia de la historia hoy en día es que en los próximos años habrá un debate muy importante sobre los actuales cambios.       “Así como el objetivo del presidente es incorporar a los sectores populares a la vida pública nacional, me imagino que en la historia el objetivo es incorporar a esos sectores en la cronología nacional: obreros, campesinos, mujeres, los grupos que han estado silenciados en la vida del país”, apuntó.       Sobre el contexto actual, Garciadiego Dantán expresó que en México hay una producción de historiadores suficientes; sin embargo, donde hay mucho por hacer es en el acceso a los archivos. “El Archivo General de la Nación funciona muy bien, pero no puedo decir lo mismo de otros archivos estatales y mucho menos los que son municipales", dijo.       Agregó que en muchas capitales del país se tienen deficiencias en las bibliotecas, y un gran reto es impulsar el buen resguardo de los materiales, apoyar mucho a las bibliotecas públicas y mejorar todo lo que se pueda en los archivos nacionales.       El director de la Academia Mexicana de la Historia destacó que en la actualidad esta institución registra 30 historiadores entre sus filas, de los cuales 20 son metropolitanos y 10 foráneos, además se cuenta con corresponsales en casi todo el país y en algunas otras naciones.       “En la academia, algo que hacemos es difusión, porque la difusión hecha en el Colegio de México o en la UNAM es para el propio ámbito universitario, para especialistas. Nosotros somos la única institución del país que da consistentemente difusión de la historia, pensando en un público urbano, en el público de la ciudad, de la calle”, concluyó.