REGRESO A LASCAUX Y A ALTAMIRA

La educación de las personas inicia de la observación. En la enseñanza que se imparte en la primera mitad de la definida como primera infancia se hace énfasis en lo visual, en los colores y formas...

La educación de las personas inicia de la observación. En la enseñanza que se imparte en la primera mitad de la definida como primera infancia se hace énfasis en lo visual, en los colores y formas, objetos y figuras, para de ahí partir hacia el aprendizaje del vocabulario, de las palabras, y entonces de la lectura. En el mundo que vivimos en la actualidad la comunicación a través de las imágenes, las ilustraciones están más presente que en mucho tiempo antes, es como haber vuelto a los referentes de la comunicación que se tuvieron en las cuevas de Lascaux o Altamira.

La sociedad actual alterna mucho la lectura a través de las palabras con la que hace de las ilustraciones y sus significados. Una persona que busca algo en internet tendrá que leer el texto que se le ofrece, pero también los iconos, las ilustraciones, los diseños que hay en la red de redes, señala en charla con Litoral Daniel Roldán, ilustrador y catedrático de la Facultad de Diseño, Arquitectura y Urbanismo en la Universidad de Buenos Aires (FADU/UBA), quien visitó México para participar en la Feria Internacional del Libro de los Universitarios (Filuni), en la que ofreció conferencias y presentó el libro Palabra de ilustrador.

Para Roldán, quien ha sido profesor en la asignatura Literatura Infantil, Juvenil e Ilustración de la Universidad Universidad Nacional de San Martín, Argentina, y fue seleccionado para participar del Albín Brunesco Workshop UNESCO 2007, en la República Eslovaca, la ilustración forma parte de la comunicación, no de las bellas artes, y en esa medida entiende a las imágenes como un medio de transmisión de ideas, conceptos. Es decir, a través de las imágenes se pueden explicar cosas.

Fundador y profesor titular desde hace ocho años de la materia Ilustración Editorial en la FADU/UBA, asevera que para los ilustradores tan importante como los colores y las formas son los significados que tienen esas formas, y esos significados son construcciones sociales que los ilustradores y la gente en general utiliza, aprovecha para transmitir una idea, lo que cobra más sentido si se entiende que la sociedad actual alterna mucho la lectura de palabras con la que hace de las ilustraciones y sus sifgnificados.

Por eso se puede incluir a las imágenes dentro de lo que se llama literatura, y esto habla de la capacidad que tienen los humanos en este momento de leer las imágenes, la cual ya había tenido, porque antes de leer textos leía dibujos, como lo muestra el arte rupestre de Altamira y Lascaux. Es decir, esa capacidad arcaica es totalmente actual en el presente, se vive un retorno a esa forma de comunicación. Texto e imagen tal vez no mantienen una relación de mixtura, pero sí una asociación con el mismo fin: comunicar.

En su trabajo desde hace más de 20 años en el diario argentino El Clarín, el de mayor circulación en español, donde participa sobre todo en las revistas dominical Viva y en la cultural Ñ, el objetivo es que, en el primero caso, las imágenes que desarrolla lleguen a la mayor cantidad de gente, que se sean comprendidas por el número más amplio posible de personas, de cualquier edad, sin claudicar en la importancia del mensaje que se quiere transmitir. Mientras que las que hace en el segundo caso, en las que ilustra poesía, es más específico y le permite ser más arbitrario con las imágenes que plasma y en las que las interpretaciones son más abiertas.

Estas ideas, apuntes, busca refrescar, alimentar, enriquecer en los encuentros que tiene con otros profesionales, con el público estudiantil del diseño y la ilustración, y así lo pensó desde que fue invitado a visitar México. Su interés es enriquecer y profundizar esos conceptos, que en algún momento fueron un punto de partida.

Lo anterior, porque sabe de la gran cultura gráfica que tiene el país azteca, histórica, más valiosa y reconocible en estos momentos de gran comunicación visual que existe en el mundo. Hoy hay una predilección por las posibilidades de comunicación del grabado, y es un arte que está muy desarrollado en este país y que a Roldán le interesa conocer más, mientras que Argentina tiene una reconocida posición en el dibujo y la ilustración animada.