La historieta en la vida de los mexicanos

*La Hemeroteca Nacional alberga un gran número de las narraciones gráficas publicadas durante el siglo XX en nuestro país

*La Hemeroteca Nacional alberga un gran número de las narraciones gráficas publicadas durante el siglo XX en nuestro país

Por Jorge Rivas Navarro

La historieta fue muy importante en el México del siglo pasado, pues llegó a todos los públicos y fue la lectura primordial de muchos mexicanos ante el tiraje y la cantidad de títulos, hasta que prácticamente desapareció en 1985, de acuerdo con Juan Manuel Aurrecochea.       En entrevista con Notimex, el coordinador del Catálogo de Historietas de la Hemeroteca Nacional de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), subrayó que ya no queda casi nada de la historieta popular mexicana distinguida por títulos como Pepín, Kalimán, Memín Pinguín, La Familia Burrón, Rolando el Rabioso, Los Supersabios, Los Agachados, Lágrimas y Risas, Rarotonga y Chanoc, entre otros.       Comentó que el Catálogo Digital de Historietas en México —en el cual ha trabajado aproximadamente durante 12 años— consigna unas mil 200 series de historietas, aunque no se halla completo porque existen más de dos mil.       “En la década de los 80 había 350 títulos a la semana, y es muy importante su catalogación, porque sin ella es como si no hubieran existido. Pueden estar en la hemeroteca, pero son inaccesibles. Si sabemos cuáles títulos hay, qué contienen y durante cuál año se publicaron, eso nos permitirá un acercamiento más ordenado al universo de la historieta”, explicó.       Aclaró que si bien se ha avanzado en la clasificación de este tipo de publicaciones, aún su digitalización se vislumbra lejana, ante lo cual si alguien actualmente quiere leer una historieta publicada durante el siglo XX en México, debe acudir a la Hemeroteca Nacional.       Aurrecochea refirió que en dicho proceso de catalogación ha recibido mucho apoyo por parte de ese recinto hemerográfico, así como de autoridades del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes, aunque el principal reto ha sido la obtención de recursos económicos para continuar con tal tarea.