Libros de texto especiales conservan raíces indígenas en Chihuahua

Con el objetivo de que niñas y niños conserven sus raíces indígenas, así como el uso de su respectiva lengua materna, docentes, asesores técnicos y gente de las etnias aportaron al diseño de su...

Con el objetivo de que niñas y niños conserven sus raíces indígenas, así como el uso de su respectiva lengua materna, docentes, asesores técnicos y gente de las etnias aportaron al diseño de sus libros de texto especiales.

Esta labor organizada por los Servicios Educativos del Estado de Chihuahua (Seech), incluyó el sentir y el pensar de las propias comunidades, para que vean reflejadas sus lenguas, costumbres, tradiciones y creencias.

En el estado funcionan además 120 albergues para estudiantes de pueblos originarios del estado: rarámuri, pima, guarojío y tepehuán, ubicados en los municipios con población predominantemente indígena.

Gran parte de los espacios los administra la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas, y cinco el gobierno del estado, en donde los alumnos reciben hospedaje, alimentación, ropa, uniformes, libros y útiles escolares.

Se informó que los CIS representan una importante forma de acercar a la población originaria a la escuela, debido a que las zonas poblacionales tienen una gran dispersión en la entidad.

Para el ciclo escolar 2019-2020 casi 25 mil niños y niñas originarios de comunidades indígenas rurales y urbanas en la entidad iniciaron clases en estos centros.

De esta cifra, 630 infantes son de educación inicial, quienes estudian menos de tres años de edad, mientras que hay cuatro mil 480 de preescolar y 19 mil 874 en primaria.

Los menores serán atendidos en 543 escuelas, albergues y centros de trabajo, a cargo de mil 269 docentes y personas encargadas de cuidados maternales.