Condena OEA violaciones a los derechos humanos en Venezuela

La Organización de Estados Americanos (OEA) aprobó una resolución que propone la visita de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) a Venezuela y condena las "violaciones graves y sis...

La Organización de Estados Americanos (OEA) aprobó una resolución que propone la visita de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) a Venezuela y condena las "violaciones graves y sistemáticas" a las garantías individuales en el país sudamericano.

La resolución, aprobada con 21 votos a favor, tres en contra, siete abstenciones y tres ausencias, fue presentada al Consejo Permanente de la OEA por las delegaciones de Canadá, Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Panamá, Perú y Estados Unidos.

Más de 120 organizaciones civiles venezolanas se han pronuciado a favor de una visita de la CIDH a ese país, al señalar que sería un "hito histórico", ya que representaría "un cambio en las relaciones" entre la Comisión y Venezuela, según el servicio púiblico estadunidense de radio y televisión Voz de América.

La última vez que la CIDH, organismo dependiente de la OEA, visitó Venezuela fue en 2002, durante el gobierno del fallecido presidente Hugo Chávez.

Asimismo, la iniciativa demanda la realización de una investigación “independiente, exhaustiva y creíble” que permita llevar ante la justicia a quienes cometan violaciones a los derechos humanos en Venezuela.

El secretario general de la OEA, Luis Almagro, sostuvo que existen pruebas confiables de la represión y violación a los derechos humanos en Venezuela y consideró que los autores de estas violaciones deben ser enjuiciados, indicó la Voz de América.

La resolución aprobada plantea además fortalecer la cooperación entre la CIDH y la Oficina de la Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, a fin de “monitorear la situación” en Venezuela.

La alta comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, visitó en junio pasado Venezuela y al mes siguiente presentó un informe en el que denuncio la represión ejercida por el gobierno del presidente Nicolás Maduro.

Durante el debate, los países que apoyaron la visita de la CIDH denunciaron el uso excesivo de la fuerza contra los opositores por parte del gobierno venezolano y pidieron que se implementen las recomendaciones incluidas en el informe de Bachelet, entre ellas la liberación de los presos políticos.

Varias naciones expresaron también su preocupación por la crisis humanitaria en Venezuela que ha llevado a más de cuatro millones de personas a emigrar a países vecinos, ante la falta de alimentos y medicinas.

Además del tema de Venezuela, durante la sesión del Consejo Permanente de la OEA se analizó la situación en Nicaragua y se aprobó una petición de México para condenar el "discurso de superioridad racial" y la matanza de 22 personas del 3 de agosto en El Paso, Texas.