Preocupante injerencia de occidente en Hong Kong: China

Por Salvador Álvarez

Por Salvador Álvarez

Los países occidentales llevan mucho tiempo buscando oportunidades para interferir en los asuntos internos de China y ahora encuentran una oportunidad en Hong Kong, afirmó Ma Zhen, jefe de la Sección Política de la Embajada de China en México.

Ante la crisis que han provocado las protestas con tintes violentos en la región administrativa especial de Hong Kong, la Embajada de la República Popular China en México convocó a la prensa para explicar su posicionamiento .

Ma Zhen, Jefe de la Sección Política de la Embajada de China en México, dijo que el gobierno regional promete escuchar más las opiniones del público.

Reconoció que sí existe un grupo de ciudadanos que se oponen a las enmiendas, y que tanto el gobierno regional como el gobierno central mantienen una actitud muy abierta a este tema.

"Pero lo más importante y lo más urgente es que los protestantes o manifestantes paren sus acciones violentas, si no, ¿cómo se puede empezar el diálogo?", señaló el funcionario en conferencia de prensa.

Dijo que "en la sociedad de Hong Kong sí existe una ideología colonialista que todavía no se ha erradicado”.

Además, destacó que "entre los manifestantes también hay separatistas o radicales que procuran la supuesta independencia de Hong Kong o recuperación de su status de colonia británica”.

Consideró que los países occidentales se aprovecharon de este contexto, de esta división de la sociedad hongkonesa para alentar a los manifestantes para protestar contra China.

"Como he dicho que las medidas o las maniobras que hacen estos países occidentales en Hong Kong son casi idénticas a las que hicieron en Libia, Ucrania, en otros países que ocurrieron estas revoluciones de color.

"Es una situación muy preocupante, porque se trata de una injerencia muy evidente en los asuntos de China”, externó.

Por otra parte, Ma Zhen señaló que China evitará a toda costa la Guerra comercial con Estados Unidos, sin embargo, no permitirá presiones, ni condiciones por parte del gobierno estadounidense.

“Creo que eso depende del propio presidente (Donald) Trump, no sabemos si el realmente quiere un acuerdo con China, aunque dice que se está acercando a un acuerdo con el país. Y la verdad es que nosotros negociamos en 12 rondas con Estados Unidos".

Explicó que durante la cumbre del G20 en Osaka, los dos mandatarios se reunieron, y tanto Estados Unidos como Trump prometieron no poner más aranceles a los productos chinos.

Sin embargo, dijo, Estados Unidos se ha retractado varias veces. "Es como la fábula de Esopo, del niño que grita que viene el lobo, viene el lobo y siempre dice que llega el lobo, entonces al final perdió su credibilidad; creo que es el mismo caso el señor Trump".