El machismo en América Latina

*El peruano Gustavo Rodríguez en su novela Madrugada, desarrolla el tema y afirma que la mujer cambia a la sociedad

*El peruano Gustavo Rodríguez en su novela Madrugada, desarrolla el tema y afirma que la mujer cambia a la sociedad

Por Perla Velázquez

La violencia contra la mujer y el machismo imperante en gran parte de América Latina son los ejes vislumbrados en la novela Madrugada, del escritor Gustavo Rodríguez.       En entrevista con Notimex, el autor afirmó que en su obra incorpora un personaje femenino, Trinidad, quien es una hija en búsqueda de su padre tras 30 años de ausencia, aunque él no sabe que la existencia de ella literalmente le salvará su vida.       “Todas las preocupaciones que uno pueda tener como ciudadano latinoamericano y peruano, específicamente, terminan plasmándose quieras o no porque estás inmerso en esa realidad”, dijo el escritor.       Destacó que los personajes, pilares de la novela, son soñadores, a pesar de que Trinidad ha pasado por todas las vicisitudes posibles: desde la trata de mujeres —asociada a la minería ilegal en la selva peruana— hasta sobrevivir a una sociedad caótica como la correspondiente a la ciudad de Lima.       Gustavo Rodríguez mencionó lo siguiente acerca de la relación entre el personaje de la novela y sus hijas: “Trinidad encarna toda mi preocupación que tengo al observar a mis hijas crecer en un país tan machista como el Perú”. No obstante, también es fruto de una sociedad que empieza a levantarse, en donde las mujeres empiezan a decir: ¡basta!       “En gran parte de América Latina, por fin el machismo se pone nervioso y retrocede porque cuando la mujer cambia su rol en la sociedad, cambia el mismo cuerpo social. La mujer es el eje de nuestras familias”, puntualizó.       En la trama, Danny de los Ríos —el papá de Trinidad— da cuenta de la violencia vivida por los hombres al mostrar su lado femenino. Sin embargo, el machismo de la sociedad está implícito en el personaje.       “Danny encarna de qué manera los hombres no solamente somos victimarios del machismo sino también víctimas de él. Porque lo que le han pedido toda la vida a Danny es que mate su lado femenino; ha crecido con eso y mutilar tal rasgo en un hombre es terrible”, detalla el escritor.       El autor dijo que la canción clímax de la novela es “Stayin’ Alive”, de los Bee Gees; en esa parte “nos precipitamos al final de la historia” porque en última instancia se trata de sobrevivir.       “Es finalmente a lo cual más se ha dedicado Trinidad Ríos durante su vida: a sobrevivir con la mayor elegancia posible, a pesar de tener a una sociedad en contra”, concluyó.