Ópera en el Cervantino

Por Iván Santiago Marcelo

Por Iván Santiago Marcelo

Mr. Shi and His Lover, una obra que combina ópera y musical, se presentará en el Teatro Principal del Festival Internacional Cervantino (FIC) los días 25 y 26 de octubre. Previo a su llegada a México, NJO Kong Kie, el compositor, músico, director y pianista de la pieza, se toma unos minutos para platicar con Notimex.       Kong Kie explicó que la obra se inspira en la historia real del cantante de ópera chino Shi Pei Pu y Bernard Boursicott, un diplomático francés con quien estableció relaciones románticas mientras el segundo representaba a su país ante el gobierno de China.      “Hay quien dice que es una ópera, hay quien dice que es un musical; para mí es una mezcla entre ópera y musical”, expuso el director de música y coproductor que nació en Indonesia, creció en Macao y ahora llama hogar a la ciudad canadiense de Toronto.      El compositor de Mr. Shi and His Lover dice que la pieza ya se ha presentado tanto en Macao como en Canadá, y ahora está emocionado por ver cómo será recibida por el público mexicano.      Lo que busca la pieza, explica, es que hay una discusión y reflexión sobre temas que le parecen de actualidad y muy universales como el género, el amor, la política, la identidad y la pertenencia a un sitio.      Confió en que estos conceptos universales tendrán buena respuesta con el público mexicano. “Me parece que la música que acompaña a esta pieza es muy accesible, de manera que aunque no se sientan relacionados con el texto, la pieza tendrá muy buena recepción”.      Kong Kie destacó que Mr. Shi and His Lover tiene dos personajes, los cuales representan a las culturas china y francesa, por lo tanto, dependiendo de la emoción y la situación que representen los protagonistas a lo largo de la puesta en escena, se encontrarán piezas musicales haciendo referencia a ambos pueblos.      Detalló que se hallarán muchas referencias de música clásica europea con la que el público mexicano está relacionado, así como otras de ópera china, la cual espera despierte sensaciones nuevas.      “Hay dos actores acompañados por tres instrumentos principales: piano, marimba y una percusión china. Para mi gusto, la percusión china tiene una referencia muy clara hacia la cultura china, pero la marimba y el piano nos ayudan a construir este puente que nos lleva al lado occidental de la historia y de los personajes”, externó.      Kong Kie anhela que los espectadores salgan de la obra con la sensación de haber estado ante una gran pieza musical, pero también pretende generar que se vayan pensando en muchas formas de amar y de relacionarse, así como muchas maneras para expresar la lealtad.      “Mi máximo logro sería que el público salga cuestionándose sobre sus pensamientos, porque la obra no es determinante respecto a ideas, sino que plantea cuestionamientos sobre qué es el amor, qué es el género. Deja más preguntas abiertas para que te lleves a casa para reflexionar”.