Comisión Europea advierte a Johnson que debe asumir compromiso con UE

La Comisión Europea advirtió al primer ministro británico Boris Johnson que debe cumplir los compromisos asumidos con la Unión Europea para que ambas partes puedan iniciar una buena y una nueva re...

La Comisión Europea advirtió al primer ministro británico Boris Johnson que debe cumplir los compromisos asumidos con la Unión Europea para que ambas partes puedan iniciar una buena y una nueva relación tras la salida de Londres del bloque europeo.

"Es importante dejar claro que rendir cuentas es esencial para inciar una relación con el pie derecho y basada en la confianza mutua", dijo la portavoz comunitaria, Mina Andreeva, luego que Johnson amenazó con retener 33 mil millones de euros de la factura del Brexit pactada con la UE para forzar una renegociación del Acuerdo de Retirada.

La vocera señaló que, en todo caso, esta posición no ha sido trasladada a la parte europea, al tiempo que ha reiterado que "todos los compromisos que fueron asumidos por la UE deben ser honrados" también por Londres.

"Esto es especialmente verdad en un escenario de salida sin acuerdo, en el que se esperaría que Reino Unido siga cumpliendo con los compromisos asumidos durante su pertenencia a la UE", informó la agencia Europa Press.

Andreeva aseveró que la posición de la UE a 27 sobre el Brexit "sigue siendo única y unida", algo que también ocurre con respecto a la factura que Londres debe abonar a la UE al abandonar el club europeo, de unos 40 mil millones de euros.

Las cifras del planteamiento de Johnson son resultado de estudios de los expertos legales del Gobierno británico, que creen que en caso de un Brexit sin acuerdo Reino Unido tendría solo obligación de pagar nueve mil millones de libras (nueve mil 908 millones de euros).

Debido a que no habría costos asociados con el periodo de transición previsto en el Acuerdo de Retirada de May, rechazado reiteradamente por el Parlamento británico.

Johnson se ha mostrado contrario a un Brexit sin acuerdo, pero ha advertido de que si no se renegocia y se elimina el plan de emergencia, saldrá igualmente de la UE el 31 de octubre, sin él, porque así lo decidieron los británicos en referendúm.