Ópera y música tradicional

*El tenor Rafael Negrete dice que existe interés de los jóvenes por ambos géneros

*El tenor Rafael Negrete dice que existe interés de los jóvenes por ambos géneros

Por Iván Santiago Marcelo

El cantante de ópera Rafael Jorge Negrete (Ciudad de México, 1976) asegura que la música tradicional mexicana, en la cual también incursiona, nunca va a morir porque hay interés por preservarla.       “Los jóvenes tienen cada vez más interés por la música tradicional mexicana, de hecho me escriben compositores o intérpretes que quieren dedicarse a la música mexicana”, dice el nieto del reconocido cantante y actor de la Época de Oro, Jorge Negrete (Guanajuato 1911-Los Ángeles 1953).       En entrevista con Notimex, Rafael Jorge considera que este género no morirá, pero reconoce otros tiempos pasados en donde tuvo un mayor auge en los medios de comunicación.       “Ahora los medios promueven otros estilos, y me llama mucho la atención que sin promoción la música mexicana sigue fuerte, muy viva en todas partes”, expresó el cantante, quien en octubre próximo será el tenor principal en la ópera Carmen, en el Teatro Morelos con la Orquesta Filarmónica de esa ciudad; además de que en septiembre ofrecerá dos conciertos, uno en el Foro Viena en la Ciudad de México y otro en la explanada de la alcaldía de Tlalpan.       Rafael Negrete dice que lo más agradable de la música tradicional mexicana estriba en la reunión de las generaciones.       “Me llama la atención que los jóvenes se saben canciones muy viejas como ‘La cama de piedra’, y también se saben las de moda, y todos se emocionan porque el pueblo mexicano es muy cantador; aunque a los viejitos les guste el bolero y a los chavos el rock electrónico, a la hora que oyen mariachi, todos se juntan y todos cantan”, asevera.       Relata que a él le gustaba la música desde la infancia. Sin embargo, fue hasta que cumplió la mayoría de edad cuando decidió ingresar al Conservatorio Nacional de Música, lugar en el cual por la edad, sólo pudo cursar canto.       Además, agrega, mi papá que no tenía relación alguna con el medio del espectáculo ni de la cultura —porque era ingeniero, pero muy aficionado a la ópera y a los conciertos— me llevaba de niño a escuchar ópera y comenzó a gustarme.       Refiere que con su madre —hija del cantante y actor Jorge Negrete— nació el gusto por la música tradicional mexicana, pues con ella, además de escuchar interpretaciones de su abuelo, también escuchaba las de José Alfredo Jiménez, Pedro Infante, Javier Solís y Lola Beltrán.       Aunque Rafael Negrete, en sus inicios, empezó a encaminarse hacia la ópera, la gente le pedía que cantara algo de la música mexicana y fue así como también la incluyó en su vida profesional.       “De esa manera se fue dando un caminito que no busqué, pero me ha dado muchas satisfacciones porque he podido llevar nuestra música al extranjero o a las fiestas estatales (en los municipios). Es una gran satisfacción mantener viva esta música que a la gente le sigue gustando”, afirma.