Policía dispara al aire para contener a manifestantes en Hong Kong

La Policía de Hong Kong disparó al aire y empleó cañones lanzadores de agua para contener a docenas de manifestantes violentos, que atacaron con palos y varillas metálicas a seis oficiales, la co...

La Policía de Hong Kong disparó al aire y empleó cañones lanzadores de agua para contener a docenas de manifestantes violentos, que atacaron con palos y varillas metálicas a seis oficiales, la confrontación más violenta en tres meses de protestas antigubernamentales.

Los incidentes se registraron la noche de este domingo (tiempo local), después que durante la tarde miles de manifestantes marcharon por las principales avenidas y calles de la Región Administrativa Especial de Hong Kong (RAE), bajo una intensa lluvia.

“Según tengo entendido, un colega disparó un sólo disparo de advertencia después de que su grupo de seis oficiales fuera atacado por docenas de manifestantes ", admitió el superintendente de la Policía, Leung Kwok Win en declaraciones a la prensa, luego de que se reportaron disparos.

El responsable policial destacó que los oficiales fueron atacados por docenas de manifestantes con palos y varillas de acero en la intersección de Chung On Street y Sha Tsui Road, en la frontera de Hong Kong y la ciudad china de Shenzhen.

“Los seis fueron superados en número por los manifestantes, siendo golpeados por varillas de metal y palos. Tres oficiales sacaron sus pistolas y hubo un disparo”, explicó Leung, según reportes del sitio Hong Kong Free Press (HKFP) y el diario The Standr en línea.

La confrontación se produjo después de que docenas de manifestantes destrozaron varias tiendas en la plaza Yi Pei, incluidos dos salones del tradicional juego de mesa chino “mahjong”, en la misma donde matones atacaron a personas con cuchillos a principios de este mes.

Ante los violentos incidentes, la Policía desplegó dos vehículos con cañones lanzadores de agua en Tsuen Wan, para dispersar a la mayoría de los manifestantes, que huyeron dispersándose a lo largo de la calle Yeung Uk, una de las muchas en las que se dispararon gas lacrimógeno.

La Policía también desplegó, por segundo día consecutivo, estos vehículos en las calles de Hong Kong para poner fin a las protestas y repartió volantes y carteles, en los que advirtió a los manifestantes que desplegarían aviones "si no se iban" los maifestantes.

El centro financiero chino se ha visto afectado desde hace más de tres meses por manifestaciones masivas, en contra a un proyecto de ley de extradición propuesto a China, aunque ahora se han convertido en un movimiento en favor de democracia.

La situación ha sumergido a Hong Kong en una crisis política sin precedentes desde que el territorio fue regresado a China por Reino Unido en 1997, tras la firma de un acuerdo, en el que China accedió a mantener ciertas libertades de los hongkoneses.