Un vistazo al libro digital

*Es indiscutible el crecimiento del libro electrónico a mediano y largo plazo, asegura Ernesto Priani

*Es indiscutible el crecimiento del libro electrónico a mediano y largo plazo, asegura Ernesto Priani

Por Iván Santiago Marcelo

El libro electrónico en distintos países tiene un lugar diferente. Hay mercados mucho más maduros y existen otros que lo son menos, como el caso de México, asegura el filósofo y catedrático de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Ernesto Priani.       Hace algunos años Ernesto Priani e Isabel Galina Russell notaron el avance que tenía el libro electrónico, de manera comercial y no comercial, por lo cual se dedicaron a analizar esta situación y como resultado escribieron Una mirada al libro electrónico, obra que se presentará el próximo 29 de agosto en el marco de la Feria Internacional del Libro de los Universitarios.       Priani Saisó afirma que, independientemente de la capacidad de comercialización de los libros digitales, las editoriales y los lectores están conscientes de que existe la posibilidad de acceder y leer en digital, así como tener grandes bibliotecas electrónicas.       —Aunque no calculamos que el libro en papel vaya a desaparecer pronto, sí creemos irreversible el crecimiento del libro electrónico a mediano y largo plazo—, comenta el académico.       Esta nueva forma de producción editorial, dice, significa entender el mundo digital como un lugar donde el texto se arma, fluye y se construye de otra manera, y en el que otras personas  —quienes tradicionalmente no formaban parte del mundo editorial— ahora lo son, como el programador.       —Vemos que es una gran revolución cultural, en la cual estamos en su primera etapa—, menciona Ernesto Priani en entrevista con Notimex, al agregar que un libro digital se puede publicar o actualizar en la marcha, o de plano, sacar una nueva versión.       —Ciertamente, en cualquier transformación hay cosas que se pierden, y la solidez del libro en papel es algo, sin duda, en riesgo con una cultura en digital, en la cual la información fluye y no necesariamente permanecerá idéntica. Efectivamente perdemos algo, pero quiero creer que ganamos algo.       A este respecto, el filósofo abunda que se gana la posibilidad de acceder de manera mucho más fácil a los libros, porque los textos comercializados por una gran librería son muy limitados en comparación con los probablemente distruibuidos si son en electrónico.       En la actualidad, agrega, se sabe que la gente no lee los libros completos o prefiere publicaciones más breves, aunque, por el contrario, se desconoce si los libros electrónicos aumentarán el hábito de la lectura entre los mexicanos.       —Yo no sé si ayudará a fomentar la lectura. En principio hay una barrera, que es el dispositivo electrónico para leer, el cual es costoso, pero superada esta parte, los libros electrónicos son más accesibles.       Ernesto Priani confía en que durante la siguiente década se podría migrar de manera significativa a los libros digitales.       —Es algo que ocurrirá bastante lento. La migración está siendo muy lenta, pero ya es un hecho: casi todas las editoriales producen el libro electrónico al mismo tiempo del impreso. Calculo que nos llevará al menos 10 años para que la cosa sea distinta a como es hoy.       El académico de la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM destaca que Una mirada al libro electrónico es para quienes estén interesados en saber los cambios a futuro con “el instrumento cultural por excelencia”.