Presidente Bolsonaro sigue en lucha política internacional por incendios

El presidente brasileño Jair Bolsonaro defendió este domingo su política ambiental afectada por su actitud ante los casi 73 mil focos de fuego en la Amazonia, mientras suman ya siete estados los qu...

El presidente brasileño Jair Bolsonaro defendió este domingo su política ambiental afectada por su actitud ante los casi 73 mil focos de fuego en la Amazonia, mientras suman ya siete estados los que han pedido el apoyo del Ejército.

"Somos una de las democracias más grandes del mundo, comprometidos con la protección del medio ambiente y respetamos la soberanía de cada país", escribió en su cuenta de la red social Twitter este domingo.

"¡Muchas gracias a decenas de jefes de estado que me escucharon y nos ayudaron a superar una crisis que solo interesaba a aquellos que querían debilitar a Brasil!", añadió sin precisar a quienes se refería.

El mandatario pasó por alto una referencia específica al acuerdo de las naciones más desarrolladas del mundo (G7) que en su cumbre de este fin de semana en Biarritz, Francia, acordaron apoyar el combate de los incendios amazónicos.

Solo la mención al respeto a la soberanía de cada país pareció tomar contacto con las palabras del presidente francés Emmanuel Macron, quien rechazó que la ayuda acordada sea entrometerse en los asuntos de otro país.

Además, estableció que Francia es uno de los nueve países amazónicos por su posesión de la Guyana, al noreste de América del Sur.

"La importancia de la Amazonía para estos países como para la comunidad internacional es tal -en términos de biodiversidad, oxígeno y lucha contra el calentamiento climático- que debemos proceder a una reforestación", precisó.

Bolsonaro ha tratado de reducir de manera constante la gravedad de los incendios, que sumaban 79 mil 200 al pasado viernes tras la detección de casi dos mil 500 más en el norte brasileño, ratificando su carácter de los peores en los pasados seis años.

Cuando la situación alcanzó los titulares informativos mundiales y comenzaron las reacciones de los líderes mundiales, el mandatario brasileño polemizó con la canciller federal alemana Angela Merkel y el presidente francés, con quien sigue enfrentado.

En la región amazónica el fuego se encuentra también en Bolivia y Paraguay, mientras Perú y Colombia los ven de cerca.

De hecho el presidente colombiano Iván Duque pidió apoyo a la comunidad internacional en forma de asesoría científica y recursos que ayuden al combate al tráfico de especies amazónicas, y anunció que gestionará un declaración conjunta de los países que comparten la Amazonia sobre esa actividad ilegal.

Aunque la tensión con Alemania parece haberse reducido, con Francia seguía viva, como lo muestra que el presidente Bolsonaro haya dicho que su par francés lo llamó mentiroso.

Además, dijo que consideraba llamar al embajador basileño en París, Luis Fernando Serra, citó en el país sudameriano el sitio informativo G1.

En tanto el estado de Amazonas se sumó a los de Acre, Rondonia, Roraima, Mato Grosso, Para y Tocantis, en la presentación de la solicitud oficial para el envío de tropas que ayuden a combatir los incendios.

Bolsonaro firmó el pasado viernes 23 el decreto que permite la intervención militar, la cual debe ser solicitada primero por las autoridades estatales, y que comenzó la víspera en Rondonia, e incluye aviones contra incendios.

Los incendios en el llamado "pulmón del mundo" han sido una cuña que ha impedido cerrar las divisiones entre los países de la Unión Europea (UE) sobre su acuerdo comercial con el Mercado Común del Sur (Mercosur), del cual Brasil forma parte.

El gobierno francés no parece favorecer el acuerdo con Mercosur, pero se suma a otras voces europeas que también dudan de ese instrumento, citó G1.

Donald Tusk, presidente del Consejo Europeo que dejará el cargo a fines de año, también lamentó los incendios y dijo que "es difícil imaginar un proceso armonioso de ratificación del tratado con el Mercosur por parte de países europeos, a menos que el gobierno brasileño permita la deforestación de la Amazonía".

-fin de nota-