Tren Maya y zonas arqueológicas

TRANSMITIRSE A LAS 12:30 HORAS DEL DOMINGO 25 DE AGOSTO

TRANSMITIRSE A LAS 12:30 HORAS DEL DOMINGO 25 DE AGOSTO

*El recorrido del Tren posibilitaría la apertura de tres zonas arqueológicas para visita del público en general

Por Evangelina del Toro

El Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) analiza la apertura de —al menos— tres zonas arqueológicas en el sur del país, como parte de los atractivos incluidos en el recorrido del Tren Maya, aseguró la depencia federal.      “A partir de las exploraciones que se hagan a raíz del tren, se abrirán, por lo menos, tres zonas en la región. Es complicado, tenemos que ser muy responsables para que sean factibles a visitas y los asistentes se lleven una experiencia grata, un conocimiento del espacio y no sea un día de campo”, señaló Pedro Francisco Sánchez Nava.      El coordinador nacional de Arqueología del organismo precisó que los sitios analizados serían Xcabal, ubicado en el municipio de Bacalar, en Quintana Roo; Kulubá, localizado al sureste de Tizimin, en Yucatán, y una más en Campeche.      En entrevista en el marco de la apertura de la zona arqueología de Mixcoac, dijo que para la apertura se debe cumplir con una serie de prerrogativas, sobre todo las condiciones acerca de tenencia de la tierra.      “Que realmente esté garantizada la tenencia de los espacios abiertos a la visita pública, porque si no se convierten en sitios en los que por ley, no se puede desarrollar infraestructura. Estaríamos construyendo en terrenos ajenos. También hay temas de carácter social que debemos de cuidar”, subrayó.      Pur su parte, Diego Prieto Hernández, director general del INAH, sostuvo hace unos días que serán “enérgicos” en el cuidado del patrimonio cultural existente en los tramos donde se construirá el Tren Maya, por lo que, de ser necesario, solicitará cambios a los mismos.      “No podemos hacer alardes, pero sí tenemos que transmitir a la sociedad y a los grupos preocupados por el cuidado del patrimonio, que lo haremos de una manera muy comprometida y profesional, y siempre dando cuenta de lo realizado. No se afectará, en lo absoluto, el patrimonio arqueológico y cultural en esta área”, explicó.       Mencionó que posiblemente se encuentren cerca de mil sitios con vestigios por donde transitará el tren, aunque se estará analizando si estos serán recuperados o realizarán cambios en el trazo.      El antropólogo Margarito Molina, adscrito al INAH en Quintana Roo, destacó que el instituto velará por todos los vestigios arqueológicos ubicados en la zona, en la cual podrían hallarse albarradas, adoratorios, plataformas o, incluso, algún templo.      Entre Tulum y Puerto Morelos existen 37 sitios en donde podrían encontrarse algunos de estos elementos arquitectónicos.      De acuerdo con el gobierno federal, el Tren Maya estará en operación en 2023 y las obras en la Riviera Maya —entre Cancún y Chetumal— comenzarán en el primer semestre del próximo año.