LA HIJA DE LA ESPAÑOLA, UNA LECCIÓN DE REALIDAD

Periodista de profesión, especializada en temas culturales, la venezolana Karina Sainz Borgo incursiona en la literatura con La hija de la española, novela que narra la suerte que depara al personaj...

Periodista de profesión, especializada en temas culturales, la venezolana Karina Sainz Borgo incursiona en la literatura con La hija de la española, novela que narra la suerte que depara al personaje central tras el fallecimiento de la madre, en medio de una situación social de descomposición que se ha dado con el paso de muchos años pero que en los tiempos recientes se ha recrudecido. Nadie parece controlar ni detener la caída que se anuncia por todos lados.

Narrada en primera persona, la obra de 220 páginas cuenta la odisea de Adelaida Falcón, habitante de Caracas, que acaba de sufrir la muerte de su madre, del mismo nombre, tras una prolongada enfermedad en medio de una sociedad en descomposición por la acción e inacción del régimen en el poder. De esta forma, la autora da cuenta de situaciones violentas, de carencias y del instinto de supervivencia que impera en los habitantes de la capital del país, y en primer lugar de ella.

Adelaida Falcón cuenta cómo en la revuelta social, que no tiene pies ni cabeza, suelta desde el poder, es tomado su departamento por aquellos que no tienen nada que perder y sí mucho que ganar en la vorágine. La pérdida de su propiedad, apenas unos días después de la muerte de su madre, la lleva a buscar una solución, la cual encuentra en un hecho casi milagroso: en su mismo edificio, en el departamento de al lado, vive Aurora Peralta, mujer de la misma edad que la suya y a quien llaman La hija de la española, pues su madre emigró de Madrid a Venezuela en busca de una mejor vida. Su departamento no ha sido tomado y, sin poder explicarse por qué, lo puede abrir con sólo girar la perilla de la puerta de entrada.

Entonces entra en busca de un refugio y salvación, pero descubre que Aurora, a la que no había visto en varios días, está muerta, tendida en el piso, aunque sin huellas de violencia. Todo indica que fue un accidente natural el que cortó su vida tiempo ha, pues su cuerpo ya está frío y presenta rigor mortis. Después de deshacerse del cuerpo de su vecina, Adelaida usurpa su personalidad, el de una hija de española, pues lo ve como la oportunidad de dejar el país que la vio nacer, sumido en la miseria, el hambre y la violencia, para empezar otra vida. Así, empieza para ella una segunda odisea, la de alcanzar el sueño de salir de Venezuela y llegar a Madrid, lo que finalmente consigue tras sortear algunos obstáculos, y con mucho peso de menos, luciendo “mayor, pasada de moda, como si en lugar de otro país llegara desde otro tiempo. Así debía ser el aspecto de la madre de Aurora Peralta cuando llegó a mi ciudad. Pero yo estaba viva. Ella ya no”, cuenta el personaje.

La hija de la española es la primera novela de Karina Sainz Borgo, publicada en el sello Lumen. Periodista de profesión, no deja de escribir y cuenta en su haber con los libros de periodismo Caracas hip-hop (2007) y Tráfico y Guaire. El país y sus intelectuales (2007). Sostiene el blog Crónicas Barbitúricas.