Julieta Egurrola interpreta a Hamlet

*La historia de Hamlet, príncipe de Dinamarca retrata las pasiones humanas

*La historia de Hamlet, príncipe de Dinamarca retrata las pasiones humanas

Por Jorge Rivas Navarro

Con la actuación de Julieta Egurrola en el papel principal, se presentó la primera de dos partes de La historia de Hamlet, príncipe de Dinamarca, basada en la obra original de William Shakespeare.      Esta obra, dirigida por José Caballero, se distingue porque Hamlet y tres soldados a sus órdenes —quienes lo acompañan en diversos episodios de la trama— son interpretados por mujeres.       La puesta en escena, que se presentará del 22 de agosto al 22 de septiembre en el Teatro del Bosque Julio Castillo, es la versión larga, por lo cual el director determinó montarla en dos partes; la segunda será hasta el próximo año.       La gracia de Hamlet, clásico de William Shakespeare, consiste en entender — así como Segismundo— que toda la vida es sueño y sólo la consciencia sobrevive más allá de las palabras.      La venganza, la traición y el odio son algunas pasiones humanas que se desatan en La historia de Hamlet, príncipe de Dinamarca, trama en la que asesinan al padre del protagonista.      Hamlet vive momentos de angustia y dolor por este hecho, así como por la apresurada boda de su madre Gertrudis con su tío Claudio. Llega a parecer ajeno al mundo que lo rodea, hasta que la sombra o espíritu de su padre muerto aparece para pedirle venganza contra su tío, lo cual le impulsa a la acción.       Entre todos los rasgos de carácter del protagonista, hay uno que atrae por afinidad: su admiración por el teatro y la creencia de que es un medio para reconocer la verdad y darle cuerpo.      Hamlet elige actuar en el sentido teatral y encarnar diversos personajes en la Corte, ello para escenificar la muerte de su padre frente al autor material e intelectual del asesinato, todo esto para desenmascararlo.      La historia de Hamlet, príncipe de Dinamarca versa sobre el sentido de la existencia; su trasfondo ético y moral la hace una de las obras más grandes del teatro universal, así también representa un ensayo sobre la libertad individual frente a los poderes que rigen nuestro mundo, por lo cual no pierde valor con el paso del tiempo.      Es una pieza contemporánea en todos los sentidos y en la puesta en escena resalta el diseño de iluminación, cuyo propósito es aportar una perspectiva de lo infinito, al utilizar como referencia la estética del artista visual James Turrel.      El vestuario conjuga diseños del siglo XVI con fusiones del siglo pasado, y tanto la actualidad como la música juegan un papel preponderante al mezclar melodías instrumentales y rock.      El montaje cuenta con la interpretación de Miguel Cooper, Julieta Egurrola, Zaide Silvia Gutiérrez, Luisa Huertas, Érika de la Llave, Miguel Ángel López, Gastón Melo, María del Mar Nader, Óscar Narváez, Laura Padilla, Angelina Peláez, Octavia Popesku, Pablo Ramírez, entre otros.