A pacientes terminales se les vulnera su derecho a una muerte digna: CDH

Zacatecas, 21 Ago (Notimex).-A los pacientes terminales se les vulnera su derecho humano a una muerte digna, afirmó la presidenta de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Zacatecas (CDHEZ), ...

Zacatecas, 21 Ago (Notimex).-A los pacientes terminales se les vulnera su derecho humano a una muerte digna, afirmó la presidenta de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Zacatecas (CDHEZ), Ma. de la Luz Domínguez, quien aseguró que las autoridades están obligadas a proteger la dignidad de esos enfermos.

Reconoció que los pacientes en etapa terminal son víctimas de varias violaciones a sus derechos humanos, entre los que enumeró el de la salud, a la no discriminación, a la autonomía, a la información adecuada y oportuna, a la confidencialidad, a la integridad personal y a una muerte digna.

Todos esos derechos humanos están previstos en tratados e instrumentos internacionales, dijo al participar en el II Curso Anual de Bioética “La medicina paliativa, un compromiso de conciencia”.

La ombudsperson zacatecana en su ponencia “Derecho a un final sin sufrimiento”, estableció claramente la obligatoriedad de las autoridades de respetar y proteger la dignidad de las personas con enfermedad terminal, deriva de la inviolabilidad de la dignidad humana en todas las etapas de la vida.

Ejemplificó que en el 2015 en México se registraron 655 mil defunciones, de las cuales más de 85 mil fueron por cáncer, el 13 por ciento. Debido a que la mayoría de neoplasias son diagnosticadas en etapa avanzada, es importante el cuidado paliativo frente a las bajas posibilidades de curación, tratamientos caros y mayor sufrimiento del paciente.

Luego la presidenta estatal de los Derechos Humanos se refirió a las dos concepciones que existen sobre una muerte digna, pues para unas personas implica el derecho humano a morir sin dolor y con acceso a los tratamientos modernos que permiten humanizar la muerte.

Mientras que para otras personas la dignidad reside en la posibilidad de devolverle al paciente su autonomía; es decir, restituir su derecho de decisión sobre el tratamiento, su aplicación o no y el derecho a que se respete su deseo o voluntad.

Se refirió a la reforma del Artículo 4 Constitucional, aprobada en julio pasado por el Senado, que señala como un derecho humano la protección a la salud, de ahí que se espera sean establecidas las modalidades de acceso a los cuidados paliativos.

Para ello se deben destinar los requerimientos necesarios para contar con el personal, infraestructura hospitalaria, abasto del medicamento controlado, y demás que sea necesario, para el tratamiento de enfermedades terminales, limitantes o amenazantes de la vida, definiendo puntualmente los derechos de los pacientes.

Por lo anterior, que Domínguez Campos enfatizó que para la CDHEZ es importante promover la aplicación de la medicina paliativa, como un mecanismo para garantizar el respeto y protección de los derechos humanos de personas con enfermedades terminales.