Tras más de 17 años en prisión sin sentencia, este jueves podrían ser li

Por Alejandro Salas

Por Alejandro Salas

Luego de estar presos por más de 17 años en prisión preventiva sin haber recibido una sentencia, Daniel García Rodríguez y Reyes Apízar Ortíz podrían quedar libres este jueves, confirmaron ambos reos.

De acuerdo con organismos internacionales García y Alpízar, acusados de homicidio calificado, son víctimas del proceso más largo de prisión preventiva sin sentencia registrado en todo el mundo occidental.

Entrevistados vía telefónica por Notimex, los internos del Penal de Barrientos manifestaron su confianza y esperanza de que en las próximas horas el fiscal General de Justicia del estado de México, Alejandro Jaime Gómez Sánchez, ratifique el informe de medidas cautelares que entregó el agente del Ministerio Público adscrito al Juzgado Penal de Primera Instancia del Distrito Judicial de Tlalnepantla, Estado de México, que encabeza Felipe Landeros Herrera.

“A partir del informe que presentó el Instituto de Medidas Cautelares se determinó que no se corre ningún tipo de riesgo de fuga, ni de producirle daño a la víctima, por lo que estoy muy confiado y con muchas esperanzas en ese sentido de que las cosas salgan a favor”, dijo Daniel García.

Este jueves a las 17:00 horas vence el período para que el fiscal general del Estado de México ratifique o niegue este informe que ya fue aceptado por el agente del Ministerio Público adscrito al juzgado que procesa a los considerados por el colectivo Pena Sin Culpa como presos políticos.

“Lo tomamos desde el principio como una determinación de buena voluntad del gobierno del Estado, creo que es una buena oportunidad para demostrar o acreditar este tipo de cambio de medidas cautelares de la prisión preventiva, pues tiene muy mala referencia ante el mundo que México incurra en esto”, señaló García.

A su vez, Reyes Alpízar, involucrado también en el proceso por el homicidio de quien fuera regidora de Atizapán de Zaragoza, María de los Ángeles Tamez Pérez, ocurrido en septiembre de 2001, dijo sentirse esperanzado por lo que pueda ocurrir este jueves.

“Siempre hemos reiterado nuestra inocencia, entonces estamos emocionados porque al menos podemos hoy salir, y que el proceso continúe pero nosotros fuera de la prisión”, expresó.

Recientemente, la organización Pena Sin Culpa, que acompaña la defensa de los procesados consideró que la revisión y cambio de medida cautelar celebrada el lunes pasado el juez del caso presentó una resolución trascendental e histórica.

Esto, argumentó, al señalar que de acuerdo con la información técnica proporcionada por el Centro Estatal de Medidas Cautelares, no existe riesgo procesal y se recomendaba una medida en libertad para los inculpados.

Sobre el asunto se han manifestado en favor de los detenidos el Grupo de Trabajo sobre Detenciones Arbitrarias, la oficina en México de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos y el Comité contra la Tortura del organismo multilateral, así como la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y Amnistía Internacional.