Javier Castellanos, promotor del zapoteco

*Los grupos indígenas deben ser traductores de sus lenguas, afirma el especialista

*Los grupos indígenas deben ser traductores de sus lenguas, afirma el especialista

Por Jorge Rivas Navarro

Javier Castellanos Martínez (Oaxaca, 1949) —promotor cultural de la lengua zapoteca— tiene muy definidas sus deudas con quienes le iluminaron parte del camino que ha recorrido: el historiador Andrés Henestrosa fue quien lo llevó a decidirse por escribir sobre lo propio y destacar su lengua materna.       Así lo reveló durante el ciclo "Protagonistas de la Literatura Mexicana", organizado por el Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL), en el cual el autor estuvo acompañado por la investigadora Ana Matías y el poeta Víctor Cata, quienes conversaron sobre su trabajo narrativo, poético, de ensayo y traducción.       En entrevista con Notimex, el escritor comentó que su trabajo es ser promotor cultural y aprovecha los ratos libres, relató, para escribir sobre su pueblo Santo Domingo Yajovi, Oaxaca; esto lo realiza desde los formatos de novelas, poesía, obras de teatro y canciones.       Para Javier Castellanos una mayor visibilización de las lenguas originarias requiere que las personas indígenas aprendan a leer y escribir en su idioma, y se formen como críticos, traductores y estudiosos de la misma.       En la Sala Manuel M. Ponce del Palacio de Bellas Artes, Castellanos Martínez comentó que su actividad es un arte y desarrollarla es placentero, por lo que durante 40 años se ha dedicado a escribir; labor desde la cual da a conocer su obra en diferentes estados del territorio nacional y en otros países como Argentina, Colombia y Bolivia, además de naciones europeas.       Recordó que en su infancia el único acceso fueron los libros de texto, pero la primera obra  que leyó —en forma— fue Rimas y leyendas de Adolfo Bécquer, y después de ello encontró a Andrés Henestrosa, quien le hizo pensar que debería escribir sobre lo propio, y así empezó su labor en lengua zapoteca.       Comentó que prefiere escribir narrativa en forma de novela y, en ese sentido, ha hecho seis novelas, además de traducciones al zapoteco. Dentro de su larga trayectoria también fungió como traductor de la Constitución mexicana al zapoteco, a la par de ello realizó los guiones La vida de Juárez (televisión) y El Quijote de la Mancha (radiofónico).       También es autor del libro Palabras, canto y pensamiento zapoteco y productor de más de 50 programas bilingües de radio.       Ha colaborado en revistas y suplementos culturales como el diario Binnigulasa (Oaxaca), Ojarasca, suplemento de La Jornada y la revista Guzio (Oaxaca). El promotor cultura lamentó que los pueblos indígenas sigan estando marginados, explotados y engañados.