Voz del exilio

*En el Colegio Nacional realizan ciclo Huehue: diálogos a través del tiempo. Experiencias de vida entre distintas generaciones

Por Juan Carlos Castellanos C.

Con 102 años de edad cumplidos apenas el domingo pasado, Fernando Rodríguez Miaja (Asturias, 1917) es quizá el último superviviente del exilio republicano español en México. Al país arribó hace 80 años para afincarse de manera definitiva y dice convencido: “Agradezco a la vida y a México. Mis cenizas, cuando llegue el momento, quiero que sean depositadas aquí y para siempre”.      Al participar la noche del viernes en el ciclo Huehue: diálogos a través del tiempo. Experiencias de vida entre distintas generaciones, con el tema “El exilio español en México” —al lado de Ángela Vázquez González, nieta de exiliados—; Rodríguez Miaja mostró su preocupación debido a una reflexión parece que "hoy vivimos situaciones parecidas a lo que tuvimos en los años 30”.      Llegado a México el 29 de marzo de 1939, tras un viaje de muchos días de Madrid a Alicante, a Oran y París, hasta llegar a La Habana y por último la ciudad y puerto de Veracruz, al sobreviviente de aquel movimiento político y social le sorprende que a pesar del paso de más de ocho décadas desde que terminó la Guerra Civil, se habla más de ese tema que de la Segunda Guerra Mundial.      En la mesa de diálogo, moderada por la comunicadora Laura García, Fernando Rodríguez Miaja, ayudante de su tío, el general Miaja, quien peleó en defensa de Madrid, y Ángela Vázquez González, se señaló que “el exilio español se mantiene vivo y su memoria está vigente”.      La moderadora dejó ver que su abuelo también luchó en Madrid, del lado de los republicanos y expuso que “durante muchos años, toda mi infancia y adolescencia, ese tema no se tocó en casa, nadie de la familia hablaba nunca de la Guerra Civil. Hasta que mi abuelo murió, mi abuela abrió la Caja de Pandora para revelar muchas cosas”.      Por su parte, el poeta Eduardo Vázquez Martín leyó en voz alta un poema de su autoría, España, en el que retrata lo que escuchó y vio de niño cuando los adultos hablaban del país europeo.

--FIN DE NOTA