Disciplina, base del éxito en la música

*Pianista Rufino Montero narra anécdotas y experiencias de su vida profesional

*Pianista Rufino Montero narra anécdotas y experiencias de su vida profesional

Por Jorge Rivas Navarro

El cantante, pianista y director de coro Rufino Montero aseguró que la disciplina es la base para que los jóvenes talentos consigan el éxito. Entrevistado por Notimex en el marco del Programa Testimoniales, señaló que dicha virtud entra en todos los estudios que tienen encomendados y, desde luego, también en el trabajo personal que debe ser superado diariamente.       El también catedrático de la Facultad de Música de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) entabló un diálogo directo con alumnos del Centro de Producción de Danza Contemporánea del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL).       En el Foro La Caja, Montero platicó varias anécdotas y experiencias durante su etapa profesional en la música, la cual empezó en el año de 1973 con Carlos Chávez, quien fue nombrado director musical de Bellas Artes por el entonces presidente de México, Luis Echeverría.       Indicó que inició su carrera como organista durante una misa en el interior de una iglesia de Jalisco; posteriormente viajó a la Ciudad de México, lugar donde continuó su desarrollo: Carlos Chávez lo invitó a trabajar y se integró como cantante del Coro de los Madrigalistas, fundado por Luis Sandi, de quien posteriormente fue director.       Resaltó que se trataba de un grupo muy profesional, capacitado para cantar a capela la música renacentista, contemporánea y latinoamericana; también recordó que, al mismo tiempo, formó una agrupación llamada "Solistas Ensamble de Bellas Artes", la cual al principio tuvo complicaciones, pero hoy en día es un grupo estable y profesional del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura.       Lamentó que se le haya quitado presupuesto a la cultura, pues “eso es verdaderamente terrible; no estoy de acuerdo, porque con un gobierno socialista lo primero que se apoya es justamente a la cultura”.       Finalmente, Rufino Montero señaló que como músico le gusta todo lo que hace: ser catedrático en la Facultad de Música dentro de la máxima casa de estudios, impartir clases de canto, su cátedra de música mexicana y el posgrado de interpretación musical.