Bar 9: símbolo de la contracultura

*Henri Donnadieu revela experiencias en “La noche soy yo”, libro que narra los proyectos contraculturales gestados en el mítico bar

*Henri Donnadieu revela experiencias en “La noche soy yo”, libro que narra los proyectos contraculturales gestados en el mítico bar

Por Diego Infante Vital

Nacido en Francia pero radicado en México desde hace 43 años, Henri Donnadieu —fundador del mítico Disco Bar el 9, un ícono de la escena nocturna— recoge sus experiencias en el libro “La noche soy yo”.       El autor y también empresario vivió sus primeros años en medio de la Segunda Guerra Mundial, por lo cual su infancia y adolescencia se marcaron por una época en la que, afirmó, para su generación lo más importante era la “libertad absoluta”.        “De estudiante fui de los que prepararon el 68' en Francia. Entonces me metí en la política y la verdad pues me iban a matar. Decidí escaparme”, señaló Donnadieu, al recordar que se refugió en México en los años 80', porque se había enamorado de la gente y del país.       Admitió que en México le ha ido muy bien, sin embargo, cuando llegó a vivir a este país conoció la cara del subdesarrollo, así como también la represión hacia los homosexuales. No obstante, a mes y medio de su llegada, se atrevió a abrir un lugar gay que se llamó Disco Bar el 9 (el cual fue inaugurado durante el año de 1977 y cerró hasta 1989).      La decisión de inaugurar ese espacio de diversiòn y cultura fue asumida con la idea de colocar a la inversa lo que había sido la conclusión de su tesis de ciencias políticas. “Para que la gente llegue a la cultura hay que darle diversión y en el 9 lo puse al revés; para que la diversión perdure hay que darle cultura. Entonces empezó poco a poco a ser un lugar cultural también”, sostuvo Donnadieu en entrevista con Notimex.       Refirió que primero fue con una exposición de fotografías y pinturas, después en México se convirtió en el pionero del rock en español: el rock de La Movida; además fue quien descubrió Las insólitas imágenes de Aurora, agrupación que, posteriormente adoptaría el nombre de Caifanes, sin olvidar que dentro de su bar empezaron La Maldita Vecindad, Café Tacuba y Ritmo Peligroso.       Descubrió los primeros grupos punk como Masacre 68; también hizo un cineclub que fue muy famoso, además el 9 editó dos revistas (La regla rota y La pus moderna) que marcaron el nacimiento de una corriente cultural, la cual — afirmó— “son los intelectuales de hoy y se llama la contracultura.       En el libro “La noche soy yo”, el francés habla del 9 y aborda otros temas que marcaron la historia del loco insomne que creó el primer bar gay, rockero y contracultural en México.