Consejo de Transición del Sur de Yemen acuerda alto al fuego

El separatista Consejo de Transición del Sur de Yemen aceptó este domingo el llamado de la coalición árabe para un alto al fuego inmediato en la ciudad de Adén, sede del gobierno del presidente y...

El separatista Consejo de Transición del Sur de Yemen aceptó este domingo el llamado de la coalición árabe para un alto al fuego inmediato en la ciudad de Adén, sede del gobierno del presidente yemení Abd Rabo Mansur Hadi, que es reconocido internacionalmente.

La coalición árabe, encabezada por Arabia Saudita, pidió "un alto al fuego inmediato en la capital temporal yemení de Adén a partir de las 01:00 horas locales del domingo (22:00 GMT del sábado) y advirtió que usará la fuerza militar contra cualquiera que lo viole, dijo un vocero de la coalición.

Además la coalición, que apoya al gobierno de Hadi, pidió a todos los grupos armados que regresen de inmediato a sus posiciones y se retiren de los lugares que han tomado, de acuerdo con el canal de televisión árabe Al Arabiya.

El anuncio del acuerdo de un cese al fuego se dio luego que la víspera las fuerzas separatistas tomaron el control del palacio presidencial y de campos militares en Adén, ciudad portuaria en el sur de Yemen, tras cuatro días de intensos combates con las fuerzas gubernamentales, que dejaron alrededor de 48 muertos.

El gobierno yemení acusó al Consejo de Transición del Sur de organizar un intento de golpe de Estado en Adén, después de que sus milicias, denominadas Cinturón de Seguridad, tomaran todos los campamentos militares en esa ciudad.

Además, responsabilizó directamente al líder de la milicia y exgobernador de Adén, Aidarus al Zoubaidi, que el año pasado ya protagonizó un levantamiento contra el presidente Hadi.

Las autoridades yemenís aseveraron que las autoridades trabajan con los líderes de la coalición para formar un comité que investigue los hechos ocurridos en Adén, donde radica el gobierno provisional, luego del golpe de Estado de 2014.

La toma del palacio presidencial de Adén fue considerada como un acto simbólico debido a que el mandatario Hadi se encuentra exiliado en Arabia Saudita, aunque el gobierno legítimo considera que tiene graves consecuencias debido a que pone en peligro la seguridad y estabilidad del país árabe.

Por su parte, Naciones Unidas llamó el sábado a todas las partes involucradas a establecer un diálogo que permita solucionar el conflicto y centrarse en otro punto clave, la ciudad portuaria de Hodeida, al norte de Adén, escenario de un complicado proceso de negociación con los hutíes para asegurar la entrada de ayuda para la población.

Debido al conflicto armado que se vive desde 2014 entre los partidarios del presidente Hadi y los hutíes, Yemen enfrenta una de las peores crisis humanitarias del mundo, pues el país se encuentra al borde de la hambruna y sufre además el mayor brote de cólera jamás registrado.

El conflicto yemení escaló en marzo de 2015, cuando Arabia Saudita y otros ocho países árabes, apoyados por Estados Unidos, Reino Unido y Francia, lanzaron ataques aéreos contra los hutíes para restaurar al gobierno de Hadi.