Teorías culturales

[Entre la práctica y la teoría, se dice, a veces existe un buen trecho. En esta sección conoceremos los discursos de las personas que se hallan al frente de las instituciones de la cultura con el ánimo de corroborar la posibilidad compatible entre ambos términos.]

Una deuda con los pueblos indígenas

Por Iván Santiago Marcelo

La riqueza cultural, lingüística y étnica de México está en sus pueblos indígenas, con los que se tiene una deuda histórica, dice Adelfo Regino Montes, director del Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas (INPI).      ?Y ha llegado el momento de saldarla ?agrega el funcionario federal.      Previo al Foro Nacional de los Pueblos Indígenas y Afromexicanos, realizado esta semana en la Ciudad de México, Adelfo Regino Montes, originario de Santa María Alotepec Mixe, municipio ubicado en la Sierra Norte del estado de Oaxaca, recibió a Notimex en las instalaciones del INPI para platicar de lo que él mismo llama “la realidad de los pueblos indígenas”.      Regino Montes dice que a lo largo y ancho del territorio nacional hay actualmente 68 pueblos originarios, el mismo número de lenguas.      ?Estamos hablando de una población de 25 millones de personas que se autoadscriben como indígenas y que constituyen el 21 por ciento de la población nacional ?afirma.      La gran riqueza cultural que ofrecen los pueblos originarios se encuentra, por sólo mencionar algunas cosas, en su artesanía, en su gastronomía, en su historia, así como en los sistemas de gobierno y de organización, pero “uno de los componentes más importantes tiene que ver con la biodiversidad y el mantenimiento de los territorios”.

Pobreza y marginación

A propósito del Día Internacional de los Pueblos Indígenas, que cada año se conmemora el 9 de agosto, la entrevista se lleva a cabo en una sala del INPI diseñada con objetos de arte como vasijas de barro negro, obras hechas en telar de cintura, artesanías de totomoxtle y cuadros con retratos de personas de las poblaciones originarias.      ?¿Cuál es la realidad de los pueblos indígenas?      ?Tenemos que aceptar que pese a toda esta riqueza cultural, histórica, lingüística, étnica y natural, lamentablemente nuestros pueblos siguen viviendo en una grave concentración de pobreza y de marginación. Los datos oficiales así lo demuestran ?indica.      La complejidad de dicha realidad ha obligado a las poblaciones “a encontrar, como única solución, la migración, dejando en sus comunidades sus lenguas y su forma de vida en la que estaba plasmada la herencia cultural ancestral”.      ?La población indígena ha tenido que emigrar ante la falta de oportunidades laborales ?confirma el funcionario?. Hoy, lamentablemente, tenemos una fuerte presencia de los pueblos indígenas en los campos agrícolas de Sinaloa, Chihuahua, Sonora, Baja California, donde incluso muchos de nuestros hermanos viven en condiciones de semiesclavitud.      Regino Montes, indígena ayuuk mixe, dice que, por otra parte, es notable que cada vez menos niños, adolescentes y jóvenes hablan la lengua indígena, lo que ha provocado que de las 68 lenguas originarias existentes en México 21 están en alto riesgo de extinción:      ?La población adulta todavía las habla, pero su grado de deterioro es alarmante derivado, sobre todo, de la discriminación, el racismo, de muchos otros factores. Es un tema multifactorial...

Proteger la propiedad colectiva

El funcionario federal también habla, como un tema de gran relevancia en la actualidad, de los “plagios” realizados en el extranjero de las creaciones y los diseños artísticos de las comunidades originarias:      ?Hoy, ante la avaricia de un régimen capitalista y neoliberal que todo lo comercializa, que todo lo mercantiliza, tenemos graves casos de plagios y robos de estas creaciones colectivas de nuestros pueblos, transmitidas de generación en generación. Este es otro caso dramático del despojo por parte de terceras personas, particularmente empresariales.      Una de las causas fundamentales de este arrebato, dice, es la “invisibilización jurídica de lo propio”:      ?Todo el régimen jurídico nacional e internacional parte de la premisa de que un diseño es producto de la creación de una persona, es el sujeto individual el que crea y construye. Así está diseñado todo el entramado jurídico de la llamada propiedad intelectual. En el caso de nuestras comunidades estamos frente a creaciones de carácter colectivo.      Es decir, detalla, estos bellos trajes que hacen las mujeres de las comunidades de Atoyac, Jicayán y Pinotepa de Don Luis (en la costa de Oaxaca) son diseños o construcciones de una comunidad, asunto invisibilizado en la norma jurídica, de ahí que una comunidad no pueda llegar como sujeto colectivo a reclamar determinado diseño como suyo:      ?Estamos frente a un grave problema de falta de reconocimiento por parte del Estado ?dice Regino Montes?, por eso el INPI ha tomado la decisión, junto con la Secretaría de Gobernación, por indicaciones del presidente, de que tenemos que cambiar la constitución y las leyes relacionadas con este tema. En el régimen neoliberal no habían figurado los pueblos indígenas.

Una reforma constitucional

Regino Montes aprovecha la entrevista para mencionar que en los últimos tres meses se ha realizado un “amplio proceso de consulta en todo el país para escuchar las voces de los 68 pueblos indígenas de México y el afromexicano” para poder “construir las iniciativas de reforma constitucional que correspondan para reconocer plenamente sus derechos”.      Dice que hay cinco puntos importantes que se han escuchado a lo largo de estos foros, uno de los cuales tiene que ver con el reconocimiento de los pueblos indígenas como sujetos de derecho, ya que actualmente son considerados “sujetos pasivos” de las leyes y las políticas públicas:      ?Creemos que los pueblos indígenas ya deber ser reconocidos como mayores de edad, como personas que pueden tomar sus decisiones, con el derecho de equivocarse, porque si el Estado se ha equivocado tanto ellos también tienen ese derecho.      Otro de los tópicos tiene que ver con la protección de las tierras y de los recursos naturales.      ?Hoy estamos viviendo en el mundo el cambio climático y los pueblos indígenas tiene mucho que aportar al respecto ?señala.      Otro asunto importante en la reforma constitucional, dice, es el respeto al patrimonio cultural de los pueblos, que incluye la lengua, la gastronomía, los diseños y, en particular, el tema de la propiedad colectiva:      ?Lo que vamos a crear es un conjunto de normas para salvaguardar el patrimonio cultural de nuestros pueblos, herramienta jurídica para defenderse, incluso, ante casos adversos. Queremos que quede muy claro ante cualquier persona que la titularidad es colectiva, que la ley los protege, y que si una empresa quiere usar algún elemento cultural indígena tiene que ir con la comunidad correspondiente y bajo un marco legal llegar a los acuerdos indicados.      Adelfo Regino Montes concluye la conversación diciendo que, para saldar la deuda histórica que se tiene con los pueblos y comunidades indígenas, el camino es la transformación de las estructuras jurídicas y económicas del país mediante la vía del diálogo, la conciliación y la reconciliación.