Denuncian muerte de interno en centro de detención migratoria en Chiapas

El Grupo Impulsor contra la Detención Migratoria y la Tortura, en conjunto con el Colectivo de Observación y Monitoreo de Derechos Humanos en el Sureste Mexicano, denunciaron tratos inhumanos y degr...

El Grupo Impulsor contra la Detención Migratoria y la Tortura, en conjunto con el Colectivo de Observación y Monitoreo de Derechos Humanos en el Sureste Mexicano, denunciaron tratos inhumanos y degradantes al interior del centro de detención migratoria que opera el Instituto Nacional de Migración (INM) en Tapachula, Chiapas.

A través de un comunicado, las asociaciones señalan que la madrugada del martes, de acuerdo con testimonios de personas ingresadas en este centro, falleció un hombre de nacionalidad haitiana, quien llevaba más de 20 días en detención, la mayoría de ellos muy enfermo y sometido a régimen de aislamiento en una celda.

Las personas escucharon durante la noche, y hasta la mañana del 6 de agosto, los gritos y llantos de la persona; sin embargo, los guardias mantuvieron la celda del interno bajo candado, sin ningún tipo de asistencia y sin oportunidad de acompañamiento.

Hacia las 6:00 horas, cuando se abren las celdas, algunas personas fueron a visitarlo, pero se encontraron con un grupo de policías federales y otras personas con uniformes oficiales tomando fotografías, quienes les ordenaron que se retiraran, hasta que minutos más tarde se llevaron el cuerpo, sin dar ninguna explicación.

Los testigos refieren que la persona fallecida llegó en buen estado de salud al centro de detención migratoria, pero jornadas antes de morir les había manifestado que desde hace 15 días sufría mucho dolor de cabeza y pecho, fiebre y agitaciones.

La autoridad responsable "en ningún momento ofreció externalizarlo para atención médica", más que en una ocasión, cuando llegó un doctor y sin análisis previos le inyectó una sustancia sin explicarle el contenido, por lo que los testimonios refieren de forma unánime que los guardias "lo dejaron agonizar hasta morir”.

Asimismo, las asociaciones han registrado numerosos testimonios por parte de personas haitianas que denuncian actitudes racistas y xenófobas por parte de agentes de la autoridad al interior del centro de detención.