Japón aprueba primera venta a surcorea de materiales estratégicos

Japón dio el visto bueno para la venta de materiales estratégicos de alta tecnología a Corea del Sur, en medio de una disputa comercial que mantiene las relaciones bilaterales entre ambos en su pun...

Japón dio el visto bueno para la venta de materiales estratégicos de alta tecnología a Corea del Sur, en medio de una disputa comercial que mantiene las relaciones bilaterales entre ambos en su punto más bajo en los últimos años.

La medida aprobada por el Ministerio de Comercio nipón representa la primera aprobación desde que el Gobierno impuso un mayor control a las exportaciones a aquel país, destacó la cadena NHK.

Tokio impuso el 4 de julio restricciones a las exportaciones a Corea del Sur de tres materiales esenciales para los semiconductores y otros productos de alta tecnología, citando preocupaciones sobre los materiales que pueden ser transferidos a terceros países para uso militar.

Las compañías japonesas ahora deben solicitar aprobación para cada contrato que tengan con un cliente surcoreano.

Autoridades de la dependencia señalaron que el proceso de revisión tardaría unos 90 días. Sin embargo, el ministerio emitió las primeras aprobaciones este jueves, mucho tiempo antes de lo esperado.

Se cree que las autoridades concluyeron que no existe riesgo de que los materiales sean usados para fines militares.

Una vez que Japón quite a Corea del Sur de su listado de países con procedimientos de exportación más simplificados el 28 de agosto, más artículos estarán sujetos a controles estrictos.

Japón aprobó la exportación a Corea del Sur de la resina fotosensible, uno de los principales materiales industriales para la fabricación de semiconductores.

Los otros dos materiales cruciales para la fabricación de chips y pantallas digitales -poliimida fluorada y fluoruro de hidrógeno gaseoso- también están sujetos a tales inspecciones caso por caso para las exportaciones a las firmas surcoreanas.

Japón promulgó su decisión de eliminar a Corea del Sur de su lista blanca, que cuenta con 27 países a los que se les concede un trato especial en la compra de productos de doble uso japoneses, que pueden tener uso militar.

Las restricciones tuvieron lugar después de que el Tribunal Supremo surcoreano sentenció, el año pasado, a las firmas niponas a indemnizar a las víctimas surcoreanas del trabajo forzado bajo el dominio colonial de Japón sobre la península coreana de 1910-45.

Japón rechaza las sentencias, argumentando que todos los temas de compensación fueron resueltos en un acuerdo de 1965, que normalizó las relaciones bilaterales.

Corea del Sur propuso a Japón, el mes pasado, compensar a las víctimas creando un fondo conjunto con contribuciones de firmas de ambos países. Tokio ha rechazado la propuesta.