Grupo de Lima destaca necesidad de convocar a elecciones en Venezuela

Convocar a elecciones y tomar medidas para atender la situación humanitaria en Venezuela son elementos esenciales para resolver la actual crisis en ese país sudamericano, afirmó el canciller peruan...

Convocar a elecciones y tomar medidas para atender la situación humanitaria en Venezuela son elementos esenciales para resolver la actual crisis en ese país sudamericano, afirmó el canciller peruano Néstor Popolizio, tras una reunión del Grupo de Lima en esta capital.

“Las elecciones en Venezuela son el punto de inicio para la solución de la crisis. Para ello, es importante que estas sean justas y transparentes”, señaló Popolizio en rueda de prensa ofrecida al término de la Conferencia Internacional por la Democracia en Venezuela, organizada por el Grupo de Lima.

El ministro indicó que los asistentes al cónclave destacaron la necesidad de tomar medidas para atender la situación humanitaria en Venezuela, que ha provocado un éxodo de más de cuatro millones de personas.

"Esta grave situación requiere que la comunidad internacional presente un amplio y urgente apoyo" para atender las necesidades más básicas de los migrantes, sostuvo el funcionario, quien recordó que Perú ha recibido a más de 850 mil venezolanos.

Asimismo, Popolizio manifestó que su país impulsará un mayor involucramiento de la comunidad internacional en todos los procesos para lograr una transición pacífica y democrática a la crisis venezolana, reportó el diario local Perú21.

El canciller peruano calificó los resultados del encuentro como "alentadores" y anticipó: "Vamos a continuar en esta presión internacional" en la próxima reunión del Grupo, prevista para septiembre próximo en Brasil.

El Grupo de Lima -creado en 2017 para establecer una postura común frente a la crisis política, social, económica y humanitaria de Venezuela- convocó al encuentro a un centenar de países, sin embargo, unos 40 desestimaron acudir, entre ellos Cuba, China, Rusia y Turquía.

A la reunión de Lima asistieron representantes del Vaticano, Francia, España, Alemania, Reino Unido, Australia, Corea del Sur, Japón, Israel, Emiratos Árabes Unidos, Sudáfrica y 18 naciones latinoamericanas, de la Unión Europea, del Banco Interamericano de Desarrollo y del Banco de Desarrollo de América Latina.