Ahorro para el retiro sigue con cifras históricas pese a volatilidad

*Suma ocho meses consecutivos de aumentos

*Suma ocho meses consecutivos de aumentos

Por Adriana Urrea

Al cierre de julio de este año, el saldo en el Sistema de Ahorro para el Retiro (SAR) se mantuvo en un nivel máximo histórico de tres billones 728 mil 044 millones de pesos, con lo que sumó ocho meses al hilo de aumentos, pese a la alta volatilidad en los mercados en el último mes.

De acuerdo con la actualización de cifras de la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar), la cifra significó un incremento de 0.76 por ciento, equivalente a 27 mil 950 millones de pesos más respecto a junio pasado.

En su comparación anual, el saldo en el SAR mostró un crecimiento de 10.57 por ciento a tasa anual, lo que significó 356 mil 480 millones de pesos adicionales respecto a julio de 2018.

Al cierre del séptimo mes de este año, en el sistema se reportaron 64.3 millones de cuentas individuales de ahorro para el retiro, distribuidas en las 10 Administradoras de Fondos para el Retiro (Afores) que participan en el mercado.

La Comisión destacó que el rendimiento del sistema durante el periodo 1997-2019 (julio) fue de 11.10 por ciento nominal anual promedio y 5.28 por ciento real anual promedio.

De acuerdo con el Indicador de Rendimiento Neto (IRN), la Sociedad de Inversión Especializada en Fondos para el Retiro (Siefore) Básica Cuatro, la que opera el ahorro de trabajadores de 36 años y menos reportó el mayor rendimiento, de 6.04 por ciento.

En tanto, la Siefore Básica Tres, para las personas de 37 a 45 años logró un beneficio de 5.64 por ciento; la Siefore Básica Dos, de 46 a 59 años, ganó 4.73 por ciento y la Siefore Básica Uno, de 60 años y mayores, mostró un rendimiento de 5.03 por ciento.

Del total del ahorro para el Retiro en las Afores, el 54.08 por ciento se invirtió en instrumentos del gobierno; 18.07 por ciento en deuda privada nacional; 12.38 por ciento en renta variable internacional y 6.04 en instrumentos estructurados.

Además, 5.61 por ciento se invirtió en renta variable nacional; 2.31 por ciento en Fideicomisos de Inversión en Bienes Raíces (Fibras); 1.28 por ciento en deuda internacional y 0.23 por ciento en mercancías.