Brindan apoyo a familiares de aguascalentense fallecido en tiroteo

Luego de que el canciller Marcelo Ebrard confirmó el fallecimiento de un aguascalentense en el tiroteo registrado el sábado en un centro comercial de El Paso, Texas, el gobierno estatal lamentó los...

Luego de que el canciller Marcelo Ebrard confirmó el fallecimiento de un aguascalentense en el tiroteo registrado el sábado en un centro comercial de El Paso, Texas, el gobierno estatal lamentó los hechos y giró instrucciones para que se brinde todo el apoyo a los familiares de la víctima.

En su cuenta de Twitter, el mandatario estatal, Martín Orozco Sandoval, señaló que es “muy lamentable el tiroteo ocurrido en El Paso, Texas, donde fallecieron varias personas, entre ellas un aguascalentense, Adolfo Cerros Hernández. Pronta resignación a sus familiares y amigos. Q. E. P. D.”

En tanto, la Secretaría General de Gobierno estatal, a través de la Dirección General de Gobernación, estableció contacto con las hijas del Sr. Adolfo Cerros Hernández, quien murió junto con su esposa, Sara Esther Regalado -de Ciudad Juárez, Chihuahua-, durante el ataque armado en el vecino país.

Las jóvenes explicaron que su padre era originario del estado de Aguascalientes y su madre de Ciudad Juárez, en donde tenían su residencia desde hace varios años.

Comentaron que por la naturaleza del caso, las autoridades norteamericanas aún no les han entregado los cuerpos, por lo que permanecen en territorio estadunidense, lo cual a su vez les impide tomar una decisión sobre el destino final de los restos de sus progenitores.

En ese sentido, el gobierno del estado de Aguascalientes dispuso todo el apoyo para que, en caso de que decidan trasladarlos a esa entidad, cuenten con el respaldo necesario para realizar los trámites correspondientes y llevar a cabo los servicios funerarios.

La agresión ocurrió el sábado, en el centro comercial Cielo Vista, en donde un joven de 21 años ingresó a una tienda de la cadena Walmart y comenzó a disparar contra la gente, dejando un saldo de 20 muertos -entre ellos siete mexicanos- y 26 heridos.