Persiste mala costumbre de usar "remedios" para tratar el asma en México

El asma permanece como una de las enfermedades más frecuentes en México y entre las que más suelen recibir un mal tratamiento en etapas tempranas, ya que permanece la costumbre de usar remedios cas...

El asma permanece como una de las enfermedades más frecuentes en México y entre las que más suelen recibir un mal tratamiento en etapas tempranas, ya que permanece la costumbre de usar remedios caseros y paliativos para tratar de remediarla.

El especialista del Instituto Politécnico Nacional (IPN), Dante Hernández Colín, explicó en entrevista para Notimex que según las cifras oficiales, 10 por ciento de la población del mundo padece de asma, se trata pues de un promedio que también aplica a países como México.

Sus síntomas son problemas respiratorios que generan unas crisis conocidas como la “exacerbación del asma”, limitaciones de la actividad física, entre otros problemas provocados por la inflamación de los pulmones que causa esa enfermedad.

Como en algunos casos, los primeros ataques de asma pueden ser muy leves, muchas personas suelen recurrir a remedios caseros o paliativos, antes que acudir con un especialista, lo cual puede complicar el cuadro asmático.

“En muchas poblaciones persiste la cultura de recurrir a remedios para tratar de curar o controlar esa enfermedad, algunos incluso, increíbles de creer, como comerte un zorrillo o hasta comprarse un perro chihuahueño porque se cree que esa raza ayuda a controlarla”, precisó.

Y es que la clave para detener un ataque de asma es diagnosticar y tratar en forma temprana el brote de asma, el especialista realiza el plan de tratamiento y enseñar al paciente cómo manejar un ataque de asma en curso, añadió.

Aclaró que el uso excesivo de los broncodilatadores tampoco es recomendable para realizar un tratamiento adecuado y, de hecho, consideró que existe también una cultura del abuso de esos métodos en el país.

“El uso de spray con salbutamol, que es un broncodilatador de acción rápida, no es un método que vaya a ayudar a la larga, sino que solo es para una respuesta momentánea, pero el asma de alguna manera prosigue su camino”, apuntó.

Ya hay disponibles otras opciones avaladas dentro de las llamadas guías GINA que surgen de una iniciativa global para el tratamiento del asma, avaladas por la Organización Mundial de la Salud.

De hecho, ya está por introducirse, entre los tratamientos disponibles en México, el uso de anticuerpos combinados con otras opciones que permiten dilatar y eliminar la inflamación, que es lo que no hace un broncodilatador, pues abre los pulmones para frenar la crisis, pero no los desinflama, lo cual puede causar una fibrosis o problemas más graves en el futuro.

Por ello, insistió en que lo mejor es acudir, desde los primeros síntomas, a un especialista para recibir un tratamiento adecuado y más actualizados bajo las guías GINA.