Esposa de presidente sirio gana batalla al cáncer de mama

Asma al-Assad, esposa del presidente sirio Bashar al-Assad, confirmó que logró por completo su recuperación del cáncer de mama que le fue diagnosticado el año pasado tras recibir tratamiento de q...

Asma al-Assad, esposa del presidente sirio Bashar al-Assad, confirmó que logró por completo su recuperación del cáncer de mama que le fue diagnosticado el año pasado tras recibir tratamiento de quimioterapia en un hospital militar sirio.

En una entrevista a la televisión estatal, al-Assad aseguró que logró ganar la batalla al "tumor maligno" que le fue detectado en el pecho el agosto del 2018, gracias a que fue descubierto y tratado a tiempo.

"Mi viaje ha terminado, con todo su dolor y cansancio, sus inconvenientes e incluso sus aspectos positivos. Alabado sea Dios, ha terminado. He triunfado por completo sobre el cáncer", subrayó Asma en la entrevista, difundida este domingo por la agencia estatal de noticias SANA.

La mujer, quien es acusada por la oposición de ser cómplice de su esposo de las atrocidades de la guerra que se vive en Siria desde hace más de ocho años, se mostró orgullosa de haber recibido su tratamiento de quimioterapia en un hospital militar sirio y criticó a quienes se alegraron por su enfermedad.

"Aquellos que vendieron sus tierras y su nación, quienes llevaron armas contra sus hermanos sirios bajo órdenes extranjeras… ¿Creen que les queda espacio para la moral?", subrayó, respondiendo a los críticos que aseguraron que merecía su enfermedad por apoyar las atrocidades de su marido.

Desde marzo de 2011, Siria vive sumergido en un conflicto armado que ha dejado más de 365 mil muertos, más de 110 mil de ellos civiles, unos dos millones de heridos y cerca de 12 millones de desplazados internos y refugiados en otros países.

Durante la entrevista, la televisión difundió imágenes de la primera dama recibiendo su tratamiento médico, con el apoyo de su esposo y de sus actividades que continúo realizando a lo largo de los últimos meses.

En agosto del año pasado, la presidencia siria publicó una foto de Asma al-Assad sonriendo y sentada junto a su esposo en una habitación de hospital, mientras recibía tratamiento de quimioterapia.