Viene ley contra empresas "fantasma" que han evadido hasta 1.4 del PIB

Por Héctor Álvarez Fernández

Por Héctor Álvarez Fernández

El Senado de la República prevé aprobar la primera semana de septiembre la iniciativa de ley de empresas "fantasma", que sólo emiten facturas falsas para beneficiar a quienes buscan desviar recursos o evadir impuestos por miles de millones de pesos.

El presidente de la Comisión de Hacienda del Senado, Alejandro Armenta, aseguró que esa legislación permitirá a la Federación obtener recursos adicionales, pues solo entre 2014 y 2019 dichas empresas simularon facturas por 1.6 billones de pesos, equivalentes a 1.4 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB).

En entrevista con Notimex, expuso que la ley de empresas "fantasma" contempla tipificar como delito grave, sin derecho a fianza, a los responsables de empresas que tengan utilidades mayores a ocho millones de pesos anuales y simulen operaciones a través de la emisión de facturas apócrifas.

Informó que entre 2014 y 2019 nueve mil empresas facturaron de manera simulada recursos que equivalen a la construcción de 221 hospitales de primer nivel para los estados, a más de 300 ambulancias equipadas para cada uno de los dos mil 400 municipios o más de mil patrullas para ese número de alcaldías.

El senador subrayó que la legislación puede convertirse en uno de los instrumentos más importantes para combatir la corrupción, pues la simulación de operaciones representa un "saqueo enorme" que fue tolerado por las autoridades.

"Este sistema depredador fue consentido, promovido, por el Poder Ejecutivo; fue promovido, consentido, en complicidad con los poderes Legislativo y, claro, justificado legalmente, para que no hubiera repercusiones legales, por el Poder Judicial”, dijo.

El senador de Morena aseguró que la iniciativa prevé investigar a empresas que tienen utilidades mayores a ocho millones de pesos anuales, con lo cual se dejará fuera de la disposición a las micro y pequeñas que, según él, "no tienen nada que ver con esto".

Alejandro Armenta insistió en que con ello "se está desmantelando, afortunadamente, este sistema de saqueo que tenía a nuestro país en condiciones de vulnerabilidad en términos de mayores ingresos".

Indicó que de no existir ese desvío de recursos o evasión de impuestos por parte de las empresas “fantasma” el monto de recursos de la Federación para ejercer mediante el presupuesto se ubicaría entre ocho y nueve billones de pesos, lo que significaría una derrama fundamental para estados, municipios, grupos vulnerables, el campo, las zonas urbanas y la inversión productiva.

“Todos estos temas hoy son el mandato que los mexicanos nos dieron a los senadores y diputados para enfrentar la corrupción y romper el círculo vicioso al que se enfrenta el presidente Andrés Manuel López Obrador”, señaló.

Hizo notar que la Cuarta Transformación significa separar el poder económico del político para que el gobierno sirva a todos y “no que el poder político se quede postrado, de rodillas, frente al poder económico que tenía estos esquemas de robo y de saqueo”.

Agregó que el dictamen correspondiente será analizado en las comisiones de Hacienda, Justicia y Estudios Legislativos Primera, en las cuales se estima aprobarlo el 14 de agosto para que en la primera semana de septiembre pueda estar a consideración del pleno y posteriormente pase a la Cámara de Diputados.