Positivo que la economía no haya caído, dice Ramírez Cuéllar

Por Elizabeth Rodríguez Mora

Por Elizabeth Rodríguez Mora

El presidente de la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública de la Cámara de Diputados, Alfonso Ramírez Cuéllar, calificó de positivo que la economía no haya caído.

Además, destacó el paquete económico que anunció la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) para la inversión, sobre todo en infraestructura, que tiene como objetivo central detonar el desarrollo económico y social.

Al referirse al reporte semestral del Crecimiento del Producto Interno Público (PIB), que se dio a conocer este miércoles, afirmó que “el hecho positivo es que la economía no cayó, tiene un ligero incremento y eso es bueno, pero creo que lo más importante es el paquete que anunció hace dos días el secretario de Hacienda”.

En entrevista, el diputado federal de Morena dijo que también se han movilizado los fondos que se tenían en la Banca de Desarrollo, en los instrumentos dedicados a fomentar la inversión en materia de infraestructura, y se han ampliado las facilidades para los créditos al consumo en beneficio de miles de familias.

Indicó que con esta información de crecimiento del PIB se rompen los pronósticos que auguraban una caída en la producción y que la economía no decreció, y que incluso con este reporte se puede considerar que habrá más crecimiento, para lo cual se debe privilegiar la inversión en infraestructura.

Añadió que se percibe un escenario para que los últimos meses de 2019 y 2020, así como en 2021, se tenga un incremento en la inversión para obras públicas, para servicios públicos para salud, para educación y también para inversión en infraestructura.

“Hay un cambio radical donde el gobierno empieza a tomar en sus manos, como una de las decisiones más importantes, el estímulo para que la economía crezca. Entonces, yo creo que este es el hecho positivo, esperamos que en la próxima reunión de la Junta de Gobierno del Banco de México, pudieran también analizarse una pequeña reducción en las tasas de interés”, agregó.

A su vez, el vocero de los senadores de Morena, Salomón Jara Cruz, aseguró que la economía crecerá de manera sostenida durante todo el sexenio, y para ello es fundamental el desarrollo social y la austeridad.

“Los conceptos y los cálculos tecnócratas son incapaces de medir los beneficios sociales de un gobierno que tiene como objetivo el bienestar de las mayorías más desfavorecidas, y que ha colocado al desarrollo social como la base de un crecimiento sostenible de la economía”, dijo.

Añadió que el grupo parlamentario de Morena en el Senado continuará con el apoyo las acciones que en materia económica y fiscal decida el Ejecutivo federal, y destacó que se ha cumplido con los compromisos.

Criticó que quienes hoy descalifican la política económica del gobierno federal carecen de calidad moral para hacerlo, pues a los gobiernos anteriores con altísimos niveles de corrupción y endeudamiento e incremento constante del gasto corriente, los calificaban positivamente con singular entusiasmo, “los conservadores se quedaron con las ganas de celebrar una recesión económica”.

En conferencia de prensa, el coordinador de los diputados del Partido Acción Nacional (PAN), Juan Carlos Romero Hicks, opinó que “hay mucho que lamentar y nada que festejar”, pues consideró que esta la Presidencia de la República incurre en dogmatismos de pleitos con la realidad.

Comentó que por segunda ocasión el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), que es un organismo autónomo, indica que la economía va a la recesión, y “eso es lo que se dice a nombre del Estado mexicano, que el presidente no acaba de entender, y lo mismo lo están diciendo los organismos internacionales”.

Añadió que este problema tendrá efectos múltiples, porque no hay inversión, no hay consumo, no hay gasto de infraestructura, a bajar la recaudación, va a disminuir la capacidad del gasto público, y evidentemente el ingreso familiar se  verá demeritado.

Recordó que cuando el presidente Andrés Manuel López Obrador estaba en campaña prometió un crecimiento de cuatro por ciento; cuando tomó posesión el pronóstico era de dos por ciento, hoy es de 0.2 o 0.1 por ciento.

“La única persona que ya rompió con la realidad y no se da cuenta es el presidente de la República”, añadió.