Más de 120 personas encausadas tras una redada contra la mafia mexicana en California

  • Veintiuna personas sospechosas de llevar a cabo crímenes en nombre de la mafia mexicana en el Condado de Orange siguen en libertad.
  • Más de 120 personas vinculadas con pandillas callejeras leales a la mafia mexicana han sido encausadas.
  • Se las aucsa de varios cargos de confabularse para delinquir, armas de fuego y narcóticos.

Más de 120 personas vinculadas con pandillas callejeras leales a la mafia mexicanahan sido encausadas por varios cargos de confabularse para delinquir, armas de fuego y narcóticos, mientras las autoridades tratan de desarticular la sección de California de la tristemente célebre pandilla carcelaria.

Veintiuna personassospechosas dellevar a cabocrímenesen nombre de lamafia mexicanaen el Condadode Orangesiguen en libertaddespués de una redadael martesresultaron en55arrestos, publica Los Angeles Times.

Las autoridades tratan de desarticular la sección de California de la tristemente célebre pandilla carcelaria Cientos de policías se desplegaron en todo el sur de California el martes para los arrestos, como parte de la Operación Smokin' Aces. Un total de 129 personas han sido encausadas por jurados de instrucción locales y federales por delitos como asesinato, narcotráfico y extorsión.

La mafia mexicana exigió y recibió pagos de pandillas en el condado de Orange a cambio de tener la libertad de cometer delitos en vecindarios principalmente hispanos, según documentos presentados al tribunal. Las pandillas que se negaron fueron incluidas en listas que con frecuencia llevaron a violentas represalias.

Incluso los que parecían tener un papel significativo en las pandillas se vieron en problemas. El acusado Raúl González Hernández fue colocado en una lista de los llamados "caramelos duros", lo que significaba que estaba condenado a muerte. Hernández recibió una golpiza de otros pandilleros de la mafia mexicana en noviembre de 2011 por irrespetar a un miembro en el Condado Orange e infringir normas de la dirección de la organización, según los documentos del tribunal.

Otros no salieron tan bien parados. Ramón Alvarez, acusado de confabulación para delinquir, supuestamente autorizó a otro pandillero a matar a una persona en diciembre de 2011. No estaba claro si el otro pandillero fue acusado del asesinato.