Exigen al gobierno federal investigar abusos de sacerdote en Guanajuato

La Red por los Derechos de la Infancia en México (Redim) y Disability Rights International (DRI) exigieron a la Fiscalía General de la República (FGR) una investigación imparcial para castigar pre...

La Red por los Derechos de la Infancia en México (Redim) y Disability Rights International (DRI) exigieron a la Fiscalía General de la República (FGR) una investigación imparcial para castigar presuntos abusos contra menores ocurridos en la casa hogar denominada la Ciudad de los Niños, en Salamanca, Guanajuato, cerrada desde 2017.

En un comunicado, ambos organismos acusaron a autoridades de esa entidad de encubrir al sacerdote Pedro Gutiérrez Farías, quien es señalado de cometer abusos físicos y sexuales contra los menores de dicho albergue

En un comunicado, aseguraron que hay siete carpetas de investigación contra el religioso, así como denuncias por más de una década, las cuales, lamentó, han sido insuficientes para vincularlo a proceso.

“En reciente conferencia de prensa, el cura reconoció el apoyo de distintos gobernadores para obtener cientos de actas de nacimiento irregulares”, denunciaron los organismos.

Demandaron al DIF Nacional que emprenda una investigación inmediata y recuerde a su similar de Guanajuato su obligación de impedir la reapertura de la Ciudad de los Niños, debido a las investigaciones que aún están en curso, y que inhabilitan a Gutiérrez Farías para ofrecer servicios de cuidados alternativos.

Asimismo, solicitaron que la Subsecretaría de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación (Segob) acompañe las investigaciones y desde sus competencias garantice que se priorice el interés superior de la niñez en el caso, considerando el bienestar y desarrollo integral de todas las niñas, niños y adolescentes afectados.

De acuerdo con la Redim y DRI, las autorizaciones sobre uso de suelo otorgadas por el gobierno municipal de Salamanca violan las Directrices de Naciones Unidas sobre Cuidados Alternativos que establecen que los macro albergues son violatorios a los derechos humanos de niñas, niños y adolescentes por las graves afectaciones a su libertad y sano desarrollo de la personalidad.

La Ciudad de los Niños estuvo bajo control del DIF estatal a partir del 12 de julio de 2017, luego de las acusaciones contra Gutiérrez Farías. En septiembre del año pasado, dicho organismo le devolvió el inmueble al párroco, pero el gobierno guanajuatense continuó haciéndose cargo de los menores.

En abril pasado, la defensa del sacerdote solicitó un amparo para que la Fiscalía General del Estado revisara el caso, el cual lograron bajo el argumento de que no había elementos suficientes para fincarle responsabilidades a Gutiérrez Farías, quien aseguró que cuenta con casi todos los permisos necesarios para reabrir la casa hogar.