Lamenta INBAL el fallecimiento del escultor Gabriel Ponzanelli

*Entre sus obras emblemáticas está Los coyotes, en el Jardi´n Centenario de Coyoaca´n

*Entre sus obras emblemáticas está Los coyotes, en el Jardi´n Centenario de Coyoaca´n

El Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL) lamentó el deceso del escultor mexicano Gabriel Ponzanelli, autor de numerosas obras y monumentos creados a lo largo de 60 años de trayectoria y que se exhiben tanto en México como en el extranjero.

“Falleció el heredero de una gran tradición artística, considerado uno de los creadores con importante reconocimiento nacional e internacional”, informó el instituto en un comunicado.

Detalló que entre sus piezas emblema´ticas destaca la situada en la Glorieta de los Coyotes, en el cruce de las avenidas Miguel A´ngel de Quevedo y Universidad, en la alcaldía Coyoaca´n, en cuyo camello´n sobresale además el paseo esculto´rico del artista.

En ese sitio se pueden apreciar las obras El despertad, La ban~ista, La madre, La mestiza y El beso, en tanto que la fuente y escultura emblema de Los coyotes se localiza en el Jardi´n Centenario de la demarcación, la cual fue construida a principios de los an~os ochenta.

En la misma zona sur de la Ciudad de Me´xico esta´n los monumentos en bronce de Frida Kahlo, en el Parque Frida, y el de Jesu´s Reyes Heroles, en la Casa de la Cultura, así como el busto de Albert Einstein en la Facultad de Ciencias de la UNAM, en tanto que el monumento en bronce con 10 esculturas La eterna primavera, puede disfrutarse en Cuernavaca, Morelos.

El INBAL mencionó que entre otras piezas de gran relevancia están las que se ubican en el Teatro de la Ciudad San Francisco en Pachuca, Hidalgo, en tanto que naciones como Estados Unidos, Canada´, Suiza, Honduras, Li´bano y Espan~a, donde creo´ una escultura de Leo´n Felipe, en Madrid, cuentan con obra de Ponzanelli.

Perteneciente a una dinasti´a de pintores y escultores, Gabriel Ponzanelli se distinguió como uno de los creadores ma´s importantes del siglo XX; fue su padre, Octavio Ponzanelli, quien sembro´ en e´l su gusto por el arte, y asi´ su vida transcurrio´ entre esculturas y otros objetos arti´sticos.

Gabriel decidio´ estudiar en diversos lugares para perfeccionar su estilo, lo que dio paso a una diversidad de piezas: monumentos, bustos, y en particular, desnudos femeninos, entre los que sobresalen sus bellas figuras de bailarinas.

En 2001 creo´ la Fundacio´n Gabriel Ponzanelli, A.C., con el objetivo de alentar la creacio´n, promocio´n y difusio´n de las bellas artes, además de impulsar los trabajos de restauracio´n y conservacio´n de obras monumentales de la Ciudad de Me´xico.