> Prohibido decir “¿Ir yo al teatro?, ¡pero si está muy lejos y es caro!”

Prohibido decir “¿Ir yo al teatro?, ¡pero si está muy lejos y es caro!”

*El dramaturgo y director escénico Erick Campos habló de lo provechoso que es conocer expresiones artísticas desde la infancia



*El dramaturgo y director escénico Erick Campos habló de lo provechoso que es conocer expresiones artísticas desde la infancia


Por Juan Carlos Castellanos C.


Los niños son el público ideal para los espectáculos de ballet, sobre todo si del infantil se trata, aseguró Érick Campos, fundador de la Compañía Capitalina de Danza (CCD) con la que presentará Pinocho, el ballet durante el ciclo La ópera es puro cuento… y el ballet también. 


Entrevistado por Notimex, consideró que a los niños hay que inculcarles el gusto por acudir a los teatros, las salas de conciertos y otros foros donde se exponen manifestaciones de arte en cualquiera de sus vertientes.


“Ese gusto se ha perdido en gran medida, y lo grave es que existen adultos que nunca en su vida han tenido oportunidad de asistir a un teatro”, manifestó el también coreógrafo y quien fuera primer solista en la Compañía Nacional de Danza.


Indicó que muchos adultos se resisten a iniciar esa experiencia con argumentos como “ya estoy grande”, “los teatros están muy lejos”, “¿Ir yo al teatro?, ¡pero si está muy caro!”.


Campos reconoció que, ciertamente, a veces las distancias son muy largas, y por cuestiones de cultura y educación se prefiere ver la televisión o sumergirse en la Internet, ya sea con el celular o una tableta.


Para los artistas que colocan todo su talento, creatividad y esfuerzo en el trabajo que de manera especial dedican a los niños, “es importante y valioso procurar acercarnos de manera inteligente, profesional y adecuada a ese público, es decir, sembrar en niños y niñas la semilla del gusto por cualquier rama del arte y la cultura”, expresó.


El hecho de que desde temprana edad se acerque a los niños a esas actividades no significa que vayan a ser artistas -que nunca estarán de más en el mundo-, “pero fomentarles ese gusto los hará, se puede asegurar, mejores hombres y mujeres que en la edad adulta serán buenas personas”.


En ese contexto, Campos adelantó que en noviembre montará una historia mística en torno a La Catrina, emblemático y universal grabado original del mexicano José Guadalupe Posada cuya leyenda no existe, pero el personaje sí y a partir de él creó un ballet original con un argumento centrado en el desamor y pensado en un público diverso.


Érick explicó que para su Pinocho, el ballet se basó en los textos del escritor y periodista italiano Carlo Collodi, quien dio a conocer su historia a través de entregas semanales, que finalmente fueron reunidas para darles forma de libro, editarlo, publicarlo y lanzarlo a la venta con un éxito insospechado.


“Mi Pinocho consta de cinco escenas. Inicia en el taller de Gepeto un hombre solitario y bondadoso por quien el Hada Azul se conmueve. Había estado trabajando mucho tiempo en crear un muñeco que pareciera niño, por lo que cuidaba todos los detalles, como su cara y sus deditos", recordó Campos.


"El hada le da vida al muñeco. La obra termina cuando Pinocho, ya como héroe, es convertido en niño de verdad”, explicó el director y fundador de la Compañía Capitalina de Danza.


Para la décima edición de La ópera es puro cuento… y el ballet también, que presentará cuatro puestas en escena del 19 de julio al 25 de agosto en el Centro Nacional de las Artes (Cenart), Campos realizó una versión abreviada de su ballet, de una hora con 45 minutos en dos actos a 75 minutos en un acto, sin que demerite su espíritu lúdico.