William Fichtner: "Nunca pongo en mi currículum que aparecí en 'Guardianes de la Bahía'"

  • El actor interpreta en la serie 'Crossing Lines' (AXN) a un policía atormentado que forma parte de un grupo de élite.
  • La serie se ha rodado íntegramente en Europa y cuenta con la participación de Donald Sutherland.
  • Entre los últimos trabajos de William Fichtner se encuentran las películas 'El Llanero solitario'o Elysium'.

Es más que probable que por su nombre no sea capaz de ubicar a William Fichtner, pero sí por su cara: pómulos marcados y mirada gélida que le ha valido tantos papeles de malo en el cine y la televisión. Ahora, Fichtner regresa a la pequeña pantalla con la serie Crossing Lines (AXN) en la que se mete en la piel de un exagente atormentado (Carl Hickman) que forma parte de un equipo de élite. Precisamente, los crímenes que deberná investigar llevarán a la unidad a viajar por diferentes rincones del mundo.

Lo único que veo en televisión son carreras de coches¿Qué fue lo que le atrajo del proyecto?
Me enviaron el guión de los dos primeros episodios de la serie y me parecieron muy buenos. No sólo eso: poder interpretar a un personaje de Carl Hickman me gustó muchísimo. Embarcarme en el proyecto era una decisión importante porque tenía que mudarme con mi familia a Praga y vivir allí durante varios meses. Así que la historia tenía que gustarme muchísimo.

Y la idea de estar tanto tiempo fuera de su casa y en un país tan distinto del suyo, ¿no le hizo dudar?
Bueno, durante el rodaje de El Llanero solitario estuve siete meses fuera, pero te terminas organizando para ver a tu familia los fines de semana. En Crossing Lines era bastante diferente porque tenía que trabajar en la otra parte del mundo, pero precisamente, lo de tener que ir a Praga formaba parte del atractivo. En mi casa se planteó el viaje como una especie de aventura y a mí me atraía mucho la idea de rodar en Europa.

¿Cómo ha sido la experiencia de trabajar en Europa?
Muy gratificante por los sitios que he podido visitar y la gente que vas conociendo. Pero cuando el equipo con el que trabajas se complementa bien, da igual que estés en la luna.

Me atrajo mucho la idea de tener que rodar en Europa¿Qué diferencia a Crossing Lines de otras series de corte policiaco?
Honestamente, lo único que veo en televisión son carreras de coches (risas). El punto fuerte de la serie es que no se había hecho una ficción en la que participasen actores de tantos países. La diversidad que tiene el equipo formado por policías de élite es lo que lo hace tan interesante. O también ver cómo tiene que desenvolverse mi personaje en un entorno de trabajo tan distinto al suyo. Me resulta fascinante.

Hickman, su personaje, tiene una dolencia en su mano. ¿Cómo se las ingeniaba usted para acordarse de que no debía moverla?
Mi personaje lleva siempre un guante en esa mano y eso me ayuda, aunque alguna vez sí que se me olvidó ponérmelo y tuvimos que repetir la escena (risas). Básicamente, soy incapaz de olvidarlo porque el problema que tiene Hickman en la mano es un tema muy delicado para él, le define mucho y le convierte en un personaje fracturado.

Me gustaría tener más secuencias con Donal Sutherland Donald Sutherland también participa en la serie. ¿Qué tal ha sido trabajar con él?
He crecido viendo sus películas y me gustaría tener más secuencias con él en la serie porque hasta ahora no hemos podido coincidir mucho.

Ser actor le ha brindado la posibilidad de aprender a hacer mil cosas. ¿Cuál ha sido la más divertida?
He podido hacer muchas locuras (risas), una de las últimas en El Llanero solitario. Nada más bajar del avión, los productores me dijeron que tenía en una secuencia en la que tenía que saltar desde un tren en marcha sobre el caballo. ¡Sólo tenía tres meses para prepararme! Podía haberlo hecho un especialista, pero no hubiera sido lo mismo (risas).

Hace muchos años, participó en un capítulo de Guardianes de la Bahía. Iba vestido con un traje negro y calcetines blancos...
Gracias por recordármelo (risas). Por aquel entonces, llevaba seis meses en Los Ángeles y no me salía nada, hasta que me llamaron para hacer una aparición en la serie. No estaba nada convencido porque además tenían que tirarme al agua y le dije al director: '¿Realmente quieres que meta en ese agua?' Te aseguro que es algo que nunca he puesto en mi currículum.

En la mayor parte de sus trabajos le ponen en el papel de malo. ¿Es por su cara?
Parece que sí: me ven y dicen 'es tío tiene cara de matar a gente'. Pero puedo vivir con ello (risas).