Merkel avisa de que no cambiará sus políticas y negociará "a fondo" para un gobierno estable

  • "Nuestra política europea impulsa la integración y desde el punto de vista de la CDU no hay motivo alguno para cambiarla", respondió.
  • Tampoco se ha aventurado a hablar de plazos en las negociaciones de gobierno: "Actuar a fondo es mejor que actuar deprisa", indicó.
  • Su partido, la CDU, arrasó en los comicios germanos y rozó la mayoría absoluta.

La canciller alemana, Angela Merkel, dijo este lunes que no ve "motivo alguno" para cambiar la política europea de su gobierno, tras la gran victoria electoral de su partido, la Unión Cristianodemócrata (CDU), que quedó al borde de la mayoría absoluta.

No sólo se trata de obtener mayorías numéricas, sino de tener ideas programáticas comunes "Nuestra política europea impulsa la integración y desde el punto de vista de la CDU no hay motivo alguno para cambiarla", respondió Merkel al ser preguntada acerca de posibles modificaciones. "No va a cambiar nada en nuestra orientación política", volvió a insistir la canciller, "vamos a continuar con el mismo espíritu", añadió.

Sobre las negociaciones con otras formaciones políticas —los socialistas del SPD y los Verdes—, Merkel ve prioritario buscar la estabilidad en el Gobierno, de ahí que no se haya aventurado a hablar de plazos y fechas límites para negociar: "No voy a pretender ningún retraso, pero actuar a fondo es mejor que actuar deprisa", ha respondido.

"No sólo se trata de obtener mayorías numéricas, sino de tener ideas programáticas comunes, los electores han hablado y han mostrado sus expectativas, pero debe salir algo para Alemania que responda al voto de los electores mejore nuestra situación en cuatro años, por eso hay que hablar mucho de esto", ha indicado.

El SPD no pactará "automáticamente"

Los socialdemócratas tampoco tienen tan claro ser los próximos socios de los democristianos. El presidente del SPD, Sigmar Gabriel, ya ha advertido de que no irá "automáticamente" a otra coalición de Gobierno con la CDU de la canciller Angela Merkel, a pesar de que los resultados de las elecciones federales celebradas este domingo apuntan a que sería la mejor opción.  

"No iremos automáticamente a una gran coalición", ha dicho el presidente del SPD, Sigmar Gabriel, en declaraciones recogidas por la televisión pública ARD. "Lo importante son las políticas", ha subrayado.

En la misma línea se ha expresado la secretaria general del SPD, Andrea Nahles, adelantando que "no habrá una fiesta de gran coalición". "Ahora, veremos qué hace la canciller Merkel", ha dicho, según el diario alemán Deutsche Welle.

El Partido Socialdemócrata fue el primer socio de Merkel tras las elecciones de 2005, un pacto que le desgastó hasta el punto de obtener uno de sus peores resultados en las siguientes elecciones de 2009, cuando la canciller volvió a ganar y pactó con los liberales del FDP, que en los comicios de este domingo han sufrido un fiasco electoral al no lograr el 5% necesario para tener representación en el Bundestag.