De niña Disney a 'provocadora sexual': ¿Quién está detrás del cambio de Miley Cyrus?

  • Los medios de EU apuntan a su mánager, Larry Rudolph, a quien Miley Cyrus contrató en marzo.
  • Rudolph ha sido el responsable de cambios de imagen similares de otras artistas como Britney Spears.
  • Cyrus no vendía lo suficiente con sus discos (fracasó con 'Can't Be Tamed') y sus películas.
  • Lista: el cambio de rumbo de las 'chicas Disney'.
Larry Rudolph y Britney Spears junto a dos imágenes que simbolizan el cambio de imagen de Miley Cyrus.
Larry Rudolph y Britney Spears junto a dos imágenes que simbolizan el cambio de imagen de Miley Cyrus.
ARCHIVO

Miley Cyrus quiere dejar claro a sus 20 años que nada queda de Hannah Montana. Sus detractores crecen con la misma velocidad que sus seguidores, especialmente después de la polémica actuación (muy subida de tono) junto a Robin Thicke en los MTV Video Awards.

Tras ser calificada de 'provocadora sexual' en Estados Unidos, Cyrus no sólo no se ha retractado, sino que se ha mostrado más que orgullosa de su actuación y de su nueva imagen. En su último vídeo, Wrecking ball, la joven va más allá y se desnuda por completo.

¿Quién está detrás de todo esto? En EU ya apuntan a que todo es obra de su mánager, Larry Rudolph, a quien Miley Cyrus contrató en marzo de este año.

Rudolph ha sido el responsable de reconducir la carrera de Britney Spears en los últimos años. Curiosamente, Spears también comenzó a protagonizar vídeos de alto componente erótico bajo las órdenes de Rudolph.

Las coincidencias entre Cyrus y Spears son varias: chicas Disney que se transforman a partir de los 20 años en jóvenes artistas provocativas y provocadoras. ¿Coincidencia o mismo patrón comercial? Si a Spears le ha funcionado en ventas, quizá Cyrus espere lo mismo.

Miley Cyrus, un fracaso en ventas

El álbum Can't Be Tamed (2010) de Miley Cyrus fue considerado un fracaso en ventas y las aventuras cinematográficas posteriores de ésta tampoco obtuvieron el resultado esperado.

Cyrus rompió su relación laboral con el que fue su mánager durante mucho tiempo, Jason Morey.

Desde entonces, la cantante no ha dejado de dar titulares polémicos. Sus apariciones públicas se han teñido de morbo y provocación y ella aprovecha la mínima para reforzar esa nueva imagen, bien en actuaciones, vídeos como en redes sociales.