El líder del PRD cuestiona al CNTE por dejar sin clases a millones de alumnos

  • Jesús Zambrano, presidente nacional perredista, mencionó que "la libertad de uno termina donde comienza la libertad de los demás".
  • Aseguró que no habrá despidos por evaluaciones.
  • La Ley Docente, dijo, no tiene fines antilaborales.
Alumnos en una escuela, en el regreso a clases tras las vacaciones de Navidad, este 7 de enero de 2013 en Pachuca.
Alumnos en una escuela, en el regreso a clases tras las vacaciones de Navidad, este 7 de enero de 2013 en Pachuca.
LUIS SORIANO / NOTIMEX

El presidente nacional perredista, Jesús Zambrano, consideró que el CNTE no tiene razón para dejar sin clase a millones de niños en varios estados, pues "la libertad de uno termina donde comienza la libertad de los demás".

Que las promociones por méritos se den por méritos y no por compadrazgos Durante la promulgación de las leyes secundarias de la reforma educativa, el líder del Partido de la Revolución Democrática (PRD) subrayó que no habrá un solo despido por evaluaciones y que se acabará el lastre de los comisionados, que se calcula suman 100 mil en el país.

"Es falso que la Ley del Servicio Profesional Docente tenga fines o propósitos punitivos o antilaborales", sino que establece "que las promociones por méritos se den por méritos y no por compadrazgos", expresó.

Ante sus homólogos Gustavo Madero, del Partido Acción Nacional (PAN), y César Camacho, del Revolucionario Institucional (PRI), así como integrantes del gabinete legal y ampliado, Zambrano Grijalva defendió las legislaciones promulgadas y aseguró que con ellas se refuerza el carácter gratuito de la educación pública.

Aseveró que son leyes que recogieron, incluso a la letra, una gran cantidad de propuestas de sectores del magisterio, especialmente de la Coordinadora Nacional de la Educación (CNTE).

"Por ello digo que no tienen razón los que insisten en señalar todo lo contrario" sobre dichas leyes, "y menos tienen razón al dejar sin clases durante semanas a millones de niñas y de niños en varios estados de la República", insistió.

El dirigente perredista aclaró que no está contra el derecho a manifestarse, pero recordó que "la libertad de uno termina en donde empieza la libertad de los demás, y eso debe quedar muy claro entre nosotros".

"La responsabilidad fundamental, hay que decirlo con claridad, fue del Estado; a la sombra de ello se prohijaron muchos vicios y un sofisticado régimen de corrupción y de complicidades que no será fácil desmontar", advirtió.