El actor Diego Olivera, quien forma parte del elenco de la telenovela “Corazón que miente”, aseguró que desde que supo la historia, sabía que sería todo un éxito.

El argentino, quien personifica a “Leonardo”, ya graba, las escenas finales de esta producción, la primera en versión corta dentro de la nueva etapa de las telenovelas en Televisa, se dijo muy contento y satisfecho de estar nuevamente en una novela exitosa.

“El tema es fuerte, al principio la gente se confundía por lo que estaba pasando, no entendían cómo “Leonardo” se podría enamorar de la mujer que cuidó desde niña y que vio crecer, pero conforme ha ido avanzando, la gente comenzó a entender la historia y a quererla”, dijo en entrevista con Notimex.

Añadió que conforme han transcurrido los capítulos, y el hecho de ser una telenovela corta, la trama no pierde fuerza y día a día sorprende y por lo mismo ha tenido mucho éxito. “Yo estaba convencido de esto, primero porque Mapat la cuenta muy bien, desde el día que me la contó, dije: ‘yo quiero hacer esta historia', y no me equivoqué”, agregó el actor sudamericano.

Al preguntarle por qué creía que el público entendía la complicada historia de amor, entre “Leonardo” y “Mariela Salvatierra”, comentó: “Creo que la gente se fue enamorando de esa relación porque siento que a cualquier mujer le gusta esa relación paternal de sentirse protegida y de sentirse apapachada”.

Agregó, que además de la historia, el equipo que ha integrado Mapat ha sido estupendo y eso se refleja, fuera y dentro de las grabaciones.

“Es parte del juego, hacer las cosas a “full” y con gusto, y yo vengo de otra telenovela, de otra producción y siempre trato de llevarme bien con todos, y aquí he encontrado muy buenos amigos que serán para siempre, como Pablo, como Alex, en fin, con todos y esa emoción y profesionalismo con que venimos a trabajar se contagia”.

Finalmente, y así como predijo que la historia sería un éxito, está seguro que el final también lo será.

“Lo bueno de esta novela, es que va a lo que va, y así como dije desde un principio que sería una gran novela y que lo estaba convencido a muerte, estoy seguro que tendrá un final sorpresivo y muy fuerte”, concluyó.