El PIB español continuó cayendo en el cuarto trimestre por la contracción del consumo

  • Los indicadores de consumo privado muestran en general una "tónica contractiva".
  • El Estado acumuló hasta noviembre un déficit de 28.000 millones de euros.
Imagen de archivo de la sede del Banco de España.
Imagen de archivo de la sede del Banco de España.
JORGE PARÍS

La economía española y su PIB continuaron cayendo en el último trimestre del año por la contracción de la demanda interna, según indica el Banco de España en su boletín económico del mes de diciembre, en el que señala que los indicadores de consumo privado muestran en general una "tónica contractiva".

En cuanto a la inversión en construcción, el instituto emisor afirma que la información referente al cuarto trimestre apunta a una prolongación del periodo de contracción de la actividad en el sector, mientras que constata una moderación del dinamismo mostrado por el turismo en la parte central del año.

En este trimestre se comprueba el impacto de las medidas económicas del Gobierno Respecto a la evolución del déficit público, el Banco de España indica que en el cuarto trimestre de 2012 se concentra una "parte significativa" del impacto de las medidas presupuestarias aprobadas durante el ejercicio, como la subida del IVA y del Impuesto sobre Sociedades, así como la eliminación de la paga extra de diciembre de los empleados públicos.

Además, apunta que la decisión del Gobierno de suspender en este ejercicio el ajuste de las pensiones por la desviación de la inflación de noviembre frente al aumento inicialmente previsto en los Presupuestos contribuirá a moderar el crecimiento de las prestaciones sociales en la parte final del año.

Por ello, asegura que el Estado acumuló hasta noviembre un déficit en términos de caja de 28.000 millones de euros, sensiblemente menor que el registrado un año antes, tendencia que, según el instituto emisor, debería "acelerarse" en diciembre.

El informe también destaca que las matriculaciones de vehículos se han beneficiado del plan PIVE, con un aumento intermensual del 5,3 %, un efecto que, según el Banco de España, podría mantenerse en los próximos meses dado que el plan está previsto que se prolongue hasta finales de marzo o hasta la conclusión de los fondos (75 millones de euros).

Respecto a la inversión en construcción, el supervisor augura que en el cuarto trimestre continuará el periodo de contracción de su actividad.

Por el lado de la oferta, el Banco de España indica que los indicadores disponibles siguen apuntando una caída de la producción industrial en el cuarto trimestre.

En cuanto a la zona del euro, prevé que siga el deterioro de la actividad económica en el último trimestre del año, si bien admite que los indicadores de oferta referidos a noviembre han mostrado un tono menos negativo que en el mes anterior.