Baja California registró una derrama económica de más de 463 millones de pesos con motivo del arribo de más de 384 mil visitantes desplazados en toda la entidad y más de nueve mil pasajeros en los seis cruceros que arribaron a Ensenada.

El subsecretario de la Secretaría de Turismo del Estado (Secture), Ives Lelevier Ramos, indicó que la concentración más fuerte se dio en los destinos de playa, principalmente Playas de Rosarito, Ensenada y San Felipe.

Dijo que de los 131 mil 43 turistas, 51 mil 107 personas pernoctaron en hoteles y 79 mil 936 lo hicieron en otros sitios; a esto se suman los 125 mil 904 excursionistas que acudieron a los sitios y permanecieron en los destinos por algunas horas.

También, las 127 mil 724 personas que se trasladaron a las zonas rurales del estado para visitar ranchos y balnearios; del total de visitantes durante Semana Santa, el 56 por ciento corresponde a turistas nacionales y un 44 por ciento a extranjeros.

Refirió que Ensenada recibió 81 mil 243 visitantes y nueve mil 773 pasajeros al puerto; Playas de Rosarito 51 mil 950 personas; San Felipe 41 mil 235; San Quintín 22 mil 500 arribos; Tijuana 75 mil 523, Tecate 29 mil 933 y Mexicali 82 mil 286.

Agregó que el porcentaje de derrama se ubica en 22 por ciento para Ensenada con 104 millones 472 mil 302 pesos; 13 para Playas de Rosarito con 61 millones 404 mil 900 pesos y ocho por ciento para San Felipe que registró 48 millones 739 mil 770 pesos.

San Quintín registró un seis por ciento con 26 millones 595 mil 455 pesos; 28 para Tijuana con 89 millones 380 mil 806 pesos, uno por ciento para Tecate con 35 millones 380 mil 806 pesos y 22 para Mexicali con 97 millones 262 mil 052 pesos.

Refirió que el promedio de la semana en ocupación hotelera para todo el estado fue de 73 por ciento; Ensenada 92 por ciento de ocupación, Playas de Rosarito 86 y San Felipe estuvo al 100 por ciento.

En cuanto a los destinos de ciudad, mencionó que Tijuana estuvo al 60 por ciento de ocupación, Tecate al 53 por ciento y Mexicali al 44 por ciento, lo que representa un incremento de 23 por ciento en comparación con el año anterior.