Diseño industrial, papel clave en la producción de vehículos

Cada día es más difícil y poco funcional conducir, principalmente en las grandes ciudades, debido al intenso tránsito, por lo que la industria automotriz necesita renovarse para afrontar éste y otros...

Cada día es más difícil y poco funcional conducir, principalmente en las grandes ciudades, debido al intenso tránsito, por lo que la industria automotriz necesita renovarse para afrontar éste y otros conflictos a nivel global, y los diseñadores industriales juegan un papel relevante, afirmó Andreas Wlasak.

La vicepresidente de Diseño Industrial de Faurecia destacó lo anterior ante jóvenes mexicanos que se dieron cita en el Congreso de Ingeniería Industrial, GreenWaveCDMX.

En el evento, resaltó la importancia de los diseñadores industriales ante el reto de la industria automotriz, y comentó: “Desde hace 100 años los autos son iguales. Tienen cuatro ruedas, de dos a siete lugares; nada ha cambiado en esta arquitectura básica, pareciera que la industria automotriz no ha evolucionado”.

Subrayó que con el cambio paulatino hacia la conducción autónoma, la industria está frente a una oportunidad única para innovar y cambiar la forma en que vemos e interactuamos con los autos.

La directiva explicó que la conducción autónoma es un tema en el que muchas empresas trabajan y que poco a poco, los conductores se irán convirtiendo en pasajeros y ya no será necesario que conduzcan porque los autos serán capaces de hacer todo de forma autónoma.

“Todo tiene que estar interconectado, esa es la magia del bienestar, la magia digital del mundo, percibir mi auto como mi hogar. Eso es lo que tiene que hacer la tecnología con nosotros, apoyarnos pero no controlarnos”, afirmó.

Señaló que el papel actual de un diseñador industrial es tener la capacidad de lograr que un auto siga siendo atractivo, tanto a la vista como al tacto, y además hacerlo funcional y autónomo.

Wlasak aseveró que el papel actual de un diseñador industrial es tener la capacidad de lograr que un auto siga siendo atractivo, tanto a la vista como al tacto, y además hacerlo funcional y autónomo.

“Un diseñador debe identificar problemas para crear soluciones. Por ejemplo, ¿qué pasaría si nuestra respiración y pulso cardiaco sube o baja mientras conducimos o si el asiento del auto tuviera la capacidad de darnos un masaje, despertarnos o poner la música adecuada si deseamos dormir? ahora es una realidad porque Faurecia lo está haciendo”, mencionó.

Afirmó que otro de los grandes retos de la industria automotriz global se refiere al papel femenino, toda vez que pese al gran número de mujeres conduciendo los vehículos siguen siendo producidos y desarrollados por hombres.

Por ello, es importante detectar lo que para ellas es relevante en un vehículo, "los hombres, hablando de forma muy general se fijan más en los caballos de fuerza, velocidad y el desempeño general del vehículo; les gusta tener el control y sentir el poder en sus manos".

En cambio, las mujeres podrían poner más atención en la eficiencia, que sea útil, y que la tecnología esté integrada y sea funcional.

Conscientes de la necesidad de innovar en esta industria, detalló que el proveedor para la industria automotriz Faurecia, invierte más de 5 por ciento de sus ingresos en Investigación y Desarrollo, creando, por ejemplo, “Laboratorios de ideas” para repensar los espacios y funcionalidades de las herramientas disponibles dentro de un auto, siempre pensando en el consumidor final.