Barack Obama decide atacar Siria: "Pediré autorización al Congreso para usar la fuerza"

  • Recuerda que el régimen de Bachar al Asad es responsable de ataques químicos contra civiles.
  • Los ataques químicos del régimen de Al Asad "son una amenaza para nuestra seguridad", explicó el presidente.
  • Pregunta al Congreso de los Estados Unidos "si un dictador puede gasear a sus ciudadanos sin pagar por ello".
  • La decisión se tomará la semana del 9 de septiembre, fecha del retorno a la actividad del parlamento americano.
  • Obama no dijo qué hará si el Congreso echa para atrás su decisión de atacar.

El presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, anunció en una rueda de prensa ofrecida en la Casa Blanca que pedirá autorización al Congreso de los Estados Unidos para intervenir militarmente en Siria.

Obama, que estuvo acompañado por su vicepresidente Joe Biden, comenzó recordando que el gobierno sirio ha sido responsable de ataques químicos contra la población civil, incidiendo en que jóvenes y niños fueron gaseados en Damasco.

"Nuestras informaciones revelan que Al Asad es el responsable del ataque químico sobre Damasco", explicó Obama, que recordó que en el ataque murieron "más de 1.500 personas" y que "es una amenaza para nuestra seguridad".

Yo ya he tomado la decisión, pero considero que nuestro poder radica en nuestro ejemplo de democracia

Por ese motivo, dijo que su primera decisión al respecto fue la intervención militar: "Mañana o la semana que viene o en un mes. Estamos preparados". Insistió en que no será una operación que implique la presencia de soldados en terreno sirio. 

Fue entonces cuando dijo que había tomado otra decisión: consultar a los representantes de los ciudadanos "para usar la fuerza". "El Ejército asegura que estamos listos para atacar en cuanto lo decida. Yo ya he tomado la decisión, pero considero que nuestro poder radica también en nuestro ejemplo de democracia, por eso pediré autorización al Congreso", dijo el presidente.

El presidente de Estados Unidos admitió que "no queremos poner a nuestros soldados en medio de otro conflicto, pero somos EE UU y no podemos ignorar lo que ocurrió en Damasco". "Esta decisión no depende de quién ocupa la Casa Blanca en un determinado momento, sino de nuestra identidad como nación. Yo no fui elegido para ignorar esta decisión y los miembros del Congreso tampoco", dijo, en un claro mensaje dirigido a los congresistas.

Obama explicó también que habló con los principales líderes del Congreso y que todos ellos estuvieron de acuerdo en que busque esa autorización.

El 9 de septiembre es el día

Obama recordó que esa consulta se podría llevar a cabo en la primera sesión oficial del curso político en el Congreso de los Estados Unidos, el lunes 9 de septiembre. John Boehner, presidente de la Cámara de Representantes, explicó después que no será hasta esa semana cuando se tome la decisión en el parlamento.

El Congreso está de receso veraniego y su vuelta al trabajo está prevista precisamente para el 9 de septiembre.

Nos complace que el presidente esté buscando autorización

"Según la Constitución, la responsabilidad de declarar la guerra reside en el Congreso. Nos complace que el presidente esté buscando autorización para cualquier acción militar en Siria", sostiene el comunicado suscrito por Boehner y sus colegas republicanos Eric Cantor, Kevin McCarthy y Cathy McMorris.

La declaración de los legisladores agrega que hasta el 9 de septiembre Obama tendrá "tiempo" de exponer sus argumentos en favor de una acción militar en Siria "ante el Congreso y el pueblo estadounidense".

Acerca de la decisión del Congreso, Obama lanzó esta pregunto: "¿Qué mensaje estamos mandando al mundo si un dictador puede gasear a sus ciudadanos sin pagar por ello?". Además, Obama dijo que "esta decisión tiene grandes implicaciones que van más allá del uso de la fuerza. No podemos criar a nuestros hijos en un mundo en el que no defendemos nuestros valores ni nuestras leyes".

"Pido al Congreso que mande un mensaje claro al resto del mundo: que no estamos dispuestos a ignorar nuestra responsabilidad", añadió.

Lo que no dijo Obama, que no admitió preguntas de los periodistas, es qué hará si el Congreso tumba su previsión de intervenir en Siria.

Gira por Europa

La declaración se produce después de que Obama apuntara este viernes la posibilidad de llevar a cabo una acción militar "limitada" en Siria al considerar probado que fue el régimen de Bachar al Asad el responsable del ataque con armas químicas en la periferia de Damasco del pasado 21 de agosto.

Ante el silencio oficial, en la prensa estadounidense las dudas este sábado no son sobre si EE UU atacará o no Siria, sino sobre cómo será esa operación y cuándo tendrá lugar, teniendo en cuenta que Obama tiene programada una gira a partir del próximo martes por la noche por Suecia y Rusia, donde participará en la cumbre del G20.

Durante la mañana de este sábado se detectó movimiento en la Casa Blanca, adonde llegaron, entre otros, el vicepresidente Joe Biden, el secretario de Defensa, Chuck Hagel, y el jefe del Estado Mayor Conjunto, el general Martin Dempsey.

Para más tarde este sábado está programada una conferencia telefónica de funcionarios del Gobierno, entre ellos Hagel y el secretario de Estado, John Kerry, con senadores demócratas y republicanos, dentro de las consultas que se están realizando con el Congreso sobre una posible acción militar en Siria.

Además, para el domingo, la Casa Blanca ha convocado a una sesión informativa clasificada a los miembros de la Cámara de Representantes del Congreso.