Londres pedirá autorización al Consejo de Seguridad de la ONU para atacar a Siria

  • David Cameron anunció que Reino Unido pedirá este miércoles a la ONU que autorice las "medidas necesarias para proteger a los civiles" en Siria.
  • Rusia denunció que el proyecto de resolución es una maniobra táctica para luego justificar un ataque unilateral contra el régimen del presidente sirio.
  • Desde la ONU recuerdan que cualquier acción militar de fuerzas externas en ese país requiere de la autorización del Consejo de Seguridad.
Una vista general de la Asamblea General de la ONU, en una imagen de archivo.
Una vista general de la Asamblea General de la ONU, en una imagen de archivo.
ARCHIVO

El Gobierno británico presenta por su parte este miércoles una resolución ante el Consejo de Seguridad de la ONU en la que le pide que autorice las "medidas necesarias para proteger a los civiles" en Siria. El anuncio fue realizado por el primer ministro británico, David Cameron, en su cuenta de Twitter.

La resolución condenará el supuesto uso de armamento químico por parte del régimen de Bachar al Asad y pedirá a la ONU que responda a su responsabilidad en Siria, según Cameron.

"Siempre hemos dicho que queríamos que el Consejo de Seguridad de la ONU cumpliera con sus responsabilidades sobre Siria. Hoy tiene una oportunidad de hacerlo", ha afirmado el 'premier' británico. Según ha indicado, "Reino Unido ha elaborado un borrador de resolución que condena el ataque con armas químicas por (el régimen de Bashar) Al Assad y autoriza las medidas necesarias para proteger a los civiles".

"La resolución será presentada en una reunión de los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad a lo largo de este miércoles en Nueva York", ha precisado. Estados Unidos, Reino Unido, Francia, Rusia y China son los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad y los únicos que tienen poder de veto.

Desacuerdo de Rusia

Rusia denunció que el proyecto de resolución de Reino Unido es una maniobra táctica para luego justificar un ataque unilateral contra el régimen del presidente sirio Bachar al Asad.

Londres persigue justificar la inminente operación militar sin mandato de la ONU "Tanto en Londres como en Washington han dicho que quieren la máxima legitimidad para un ataque a Siria. Suponen el resultado de su propuesta, pero lo importante para ellos es la formalidad de dirigirse al Consejo de Seguridad", señaló el jefe del comité de Asuntos Internacionales de la Duma o cámara de diputados rusa, Alexéi Pushkov.

El diputado, del oficialista partido Rusia Unida, aseguró a la agencia Interfax que la propuesta de Londres persigue justificar la inminente operación militar sin mandato de la ONU con el argumento de que incluso a última hora se intentó convencer al Consejo de Seguridad sobre la necesidad de intervenir en Siria.

Necesaria autorización

El mediador internacional para Siria, Lajdar Brahimi, afirmó este miércoles que cualquier acción militar de fuerzas externas en ese país requiere de la autorización del Consejo de Seguridad de la ONU.

"El derecho internacional es claro con respecto a esto y dice que una acción militar debe ser emprendida después de una decisión del Consejo de Seguridad", dijo en una rueda de prensa en referencia a una posible acción militar de Estados Unidos y sus aliados occidentales en Siria.

Una acción militar indudablemente tendrá también un impacto sobre el proceso diplomático Brahimi, quien desde hace un año es el enviado especial de la ONU y la Liga Árabe para Siria, admitió que ahora es incapaz de asegurar que habrá una conferencia de paz -llamada Ginebra 2- para poner fin a la guerra civil en el país árabe.

"He hablando con las dos partes (EEUU y Rusia) y ellos me han dicho que siguen interesados y comprometidos con Ginebra 2", aunque "los eventos del 21 de agosto tendrán un efecto sobre cómo llegar" a ese foro de negociación, comentó a los periodistas Brahimi.

Una acción militar externa contra el régimen de Bachar Al Asad indudablemente tendrá también un impacto sobre el proceso diplomático, reconoció, sin poder adelantar si lo bloqueará definitivamente o, por el contrario, lo acelerará.

Brahimi, que desde principios de mes trabaja con su equipo desde Ginebra para encontrar una solución política al conflicto sirio, reconoció que hay "un antes y un después" del ataque del pasado día 21 contra civiles en las afueras de Damasco, en el que existen múltiples evidencias de que se usaron armas químicas.