Pinol, bebida tradicional que consume mayoría de chiapanecos

El pinol es una bebida tradicional que consume la mayoría de los chiapanecos, su preparación es fácil y su materia prima es el maíz, en muchos centros de abasto se consigue el polvo, donde un...

El pinol es una bebida tradicional que consume la mayoría de los chiapanecos, su preparación es fácil y su materia prima es el maíz, en muchos centros de abasto se consigue el polvo, donde un kilogramo cuesta 50 pesos.

La señora Amalia Hernández Jiménez, de 50 años de edad, cuenta que tiene más de 20 años vendiendo el producto, en presentaciones de medio y un kilogramo, aunque también oferta la bebida ya preparada, la cual se sirve en jícara y tiene mayor demanda en la época de calor.

Mantiene su puesto de venta a un costado del ex convento de Santo Domingo de Guzmán, a unos pasos de la parroquia del mismo nombre, a unos metros del río Grijalva, donde tiene en primer plano la olla de peltre con la tradicional y refrescante bebida.

Ella vive en el barrio de San Jacinto y señala que el pinol tiene gran demanda, debido a que es muy fácil de preparar, primero tiene que seleccionar el maíz, preferentemente han de ser granos grandes.

Luego se dora o tosta en el comal el maíz, hay quienes prefieren comal de barro sobre fuego a base de leña y algunas personas de lámina, aunque en la ciudad la mayoría recurre a la estufa de gas para cocer el maíz blanco.

Una vez que se ha dotado todo el volumen de maíz se enfría a temperatura ambiente y posteriormente se lleva al molino para obtener el polvo del pinol y se agrega canela al gusto.

De acuerdo con Amalia, al obtener el polvo, la preparación de la bebida refrescante es muy fácil, en un vaso con agua se agregan dos cucharadas soperas de pinol, se revuelve y se le agrega edulcorante al gusto, leche si se desea.

Dice que su abuela Teresa Macías comenzó en la familia con la tradición hace muchos años de preparar la bebida del pinol, desde siempre pedía que no se eliminara de la dieta esta hidratante bebida.

Precisa que el Pinol es una bebida prehispánica que se elabora de polvo de maíz o harina de maíz tostado y molido, se le adicionada con azúcar y canela y que puede tomarse frío o caliente.

Destaca que visitantes locales, nacionales y extranjeros que pasan por la plaza de Chiapa de Corzo van en busca de las bebidas tradicionales, además del pinol, también piden el tascalate o el pozol blanco o de cacao.

Hernández Jiménez mencionó que para la preparación debe seguirse el tiempo necesario, pues se necesitan dos días para seleccionar, tostar o moler el maíz, hay quienes son exactos en aplicar en un cuarto de maíz una onza de canela.

Explica que el pinol, a pesar de su importante consumo entre la población, tiene menos demanda que el tascalate; el primero es maíz con canela y el segundo es maíz con cacao, achiote, canela y azúcar.

Menciona que hay turistas que compran en paquetes el pinol en bolsas de un kilogramo para llevar a la capital del país o a otros estados, al extranjero, aunque no en el volumen que desearían por las restricciones en los aeropuertos.

En el ámbito local, las mamás conservan el pinol en la casa para preparar rápidamente una bebida nutritiva a los hijos que se van a la escuela o al trabajo, una agua refrescante que por la mañana o por la noche, muchos sustituyen al café.

Destaca que hace muchos años en Chiapa de Corzo como en otras ciudades, el maíz tostado para el pinol en polvo se molía en metate, piedra muy resistente que ya no se conoce en los hogares, pero que fue fundamental en la vida de los chiapanecos.

Doña Amalia indica que el pinol se puede maridar o consumir con los platillos regionales de la región, como el cochito horneado o la pepita de calabaza con tasajo, así como los dulces tradicionales como el chimbo, el nuégado, pan de elote y el suspiro.

Se trata de una bebida energética que tiene mayor consumo en la época de calor, tanto en el campo como en la ciudad, y no sólo se consume en Chiapa de Corzo, sino en otras ciudades también, se sirve en los mercados públicos, se trata de una bebida prehispánica.

Como dulce, el pinole se hace mezclando la harina con azúcar en proporciones que dependen del gusto del comensal, puede ser condimentado con diferentes ingredientes, como canela o cacao, para variar su gusto, los cuales se agregan en pequeñas proporciones ya que el pinole tiene un sabor muy suave.

En diversos puestos dentro y fuera del mercado público de Chiapa de Corzo se vende el producto en polvo como preparado, cree que se trata de un producto difícil de sustituir.

En tanto, en la capital del estado muchos restaurantes lo tienen en su carta esta bebida tradicional.