El ministro español de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, ha anunciado que el Gobierno ha recaudado finalmente 1.200 millones de euros gracias a la amnistía fiscal. El plazo para acogerse a esta regulación terminó el pasado viernes.

El Gobierno quería aflorar unos 25.000 millones en cuentas en el extranjero Esta cifra contrasta con la que el Ejecutivo español ofreció en septiembre y que contabilizaba 50,4 millones de euros recaudados hasta el mes de julio. Pero también con el objetivo inicial del Gobierno, que pasaba por los 2.500 millones de euros; así, según los datos provisionales de cierre, se habría alcanzado casi la mitad.

Montoro ha asegurado que la recaudación significa un afloramiento de bases de al menos 12.000 millones de euros. A juicio del ministro, "ha valido la pena realmente hacer una operación así en un momento como vive España" porque "permite recaudar mucho más en un momento vital para financiar los servicios públicos y conseguir alcanzar el objetivo de déficit público".