Bombardeos entre Israel y Gaza justo antes del inicio de las negociaciones de paz

  • El comienzo de las negociaciones entre Israel y Palestina comienza este miércoles con luces y sombras tras el intercambio de proyectiles entre sus territorios.
  • Sin embargo esta madrugada Israel liberó a 26 presos palestinos de un total de 103 que cumplen condena por delitos cometidos antes de los acuerdos de Oslo.

La aviación militar israelí bombardeó este miércoles Gaza debido al lanzamiento el martes desde la franja de un cohete contra su territorio, que había caído en un descampado, informó el Ejército de Israel.

En Gaza no se ha informado de víctimas ni daños materiales por el ataque. El misil "alcanzó una posición de lanzadores de cohetes" al norte de Gaza, precisó la fuente militar en un comunicado. Peter Lerner, portavoz del Ejército, asegura en la nota que el disparo puntual de cohetes contra territorio israelí es una "situación absurda que no se toleraría en ninguna otra parte del mundo".

"Las Fuerzas de Defensa de Israel continuarán operando con el objetivo de salvar vidas de civiles israelíes, así como combatiendo la infraestructura terrorista en la Franja de Gaza", agregó. El bombardeo se produce poco después de la entrada en Gaza de quince de los 26 presos liberados por Israel para impulsar el diálogo de paz que comienza este miércoles en Jerusalén.

Los reclusos fueron trasladados tras la caída del sol a los pasos de Betunia y Erez De hecho, la noche en Gaza y Cisjordania se llenó la madrugada del martes al miércoles de abrazos, cánticos y fuegos artificiales para recibir a los 26 presos palestinos liberados por Israel tras dos décadas entre rejas y a pocas horas de la reanudación de las negociaciones.

Los reclusos fueron trasladados tras la caída del sol a los pasos de Betunia, al suroeste de Ramala, y Erez, de acceso a Gaza, donde esperaban centenares con banderas y gritos de alegría. Israel, para evitar las imágenes de regocijo y reivindicación patriótica que tanto cuesta digerir a sus ciudadanos, organizó en esta ocasión el transporte en furgones con cristales tintados, a lo que se suma la tardía hora elegida.

La Cruz Roja Internacional ayudó en la entrega a la Autoridad Nacional Palestina de los reclusos, todos menos uno encarcelados desde antes de los Acuerdos de Oslo (1993).

Escoltados por caravanas de coches que hacían sonar sus bocinas, once de los presos liberados fueron luego conducidos a través de las calles de Ramala hasta la Muqata, la sede de la Presidencia, donde aguardaban familiares, amigos y vecinos, así como varios políticos y palestinos sin mas vinculación que la alegría del momento.

Abás quiere más liberaciones

Los ya entonces expresos hicieron aparición en lo alto de un podio frente a la tumba del histórico rais Yasir Arafat, haciendo signos de victoria y con los brazos en alto, que agarraba el presidente palestino, Mahmud Abás. El líder palestino tomó brevemente la palabra para afirmar que "no parará" hasta que "todos los presos palestinos" regresen a sus casas.

"Damos la bienvenida a nuestros hermanos que han dejado la oscuridad de la cárcel por la luz de la libertad. Son los primeros, pero otros hermanos también saldrán pronto", dijo en medio del agitar de banderas y gritos de "Alá es el más grande".

Israelíes familiares de víctimas del terrorismo intentan frenar las excarcelaciones Fue entonces cuando los reclusos, ya de mediana edad, descendieron y la Policía tuvo que contener a sus familiares, que se saltaban el cordón humano para ser los primeros en abrazar a sus seres queridos, a los que llevaban más de dos décadas sin tocar.

Los quince presos restantes entraron en Gaza pasada la medianoche para ser recibidos por familiares y representantes de distintas facciones políticas. Allí se concentraban cientos con banderas tanto del movimiento islamista Hamás como del nacionalista Al Fatah, estas últimas inusuales en la franja desde que los islamistas la controlan.

Aunque los presos ya están libres y purgaban penas dictadas en firme hace dos décadas por vinculación con delitos de sangre, algunas familias maquillaban o rechazaban hablar este miércoles de los actos que llevaron a la cárcel a sus seres queridos, como si manchasen la ocasión o pudieran aún jugar en su contra.

Malestar entre israelíes

La otra cara de la moneda estaba en Israel, donde familiares de víctimas del terrorismo trataron de frenar la excarcelación en el Supremo y se han manifestado estos días para expresar su dolor y rechazo.

Los 26 presos liberados constituyen el primer grupo de un total de 103 palestinos que cumplen condena por delitos cometidos antes de Oslo y que serán indultados en cuatro fases como medida de confianza, conforme avancen las negociaciones de paz que comienzan este miércoles en Jerusalén tras tres años en punto muerto. El liderazgo palestino considera que Israel ya se había comprometido a dicha excarcelación en el Memorando de Sharm El Sheij de 1999.